La fuerza opositora al proyecto de nación del presidente Andrés Manuel López Obrador parece destinada al fracaso en vísperas de las elecciones del 6 de julio. Los mexicanos pobres, la gran mayoría, apuntala a Morena.

Aunque se habla poco de ello, el enojo acumulado por años de los mexicanos más expoliados durante los gobiernos del PRI, y los fracasos posteriores del PAN, han estallado y no hay mejor catalizador para esa furia que castigar a quienes ya gobernaron antes.

El estallido de esa rabia acumulada está representado no sólo en el voto de los pobres, sino de sus descendientes, muchos de los cuales ahora son universitarios.

A lo que voy. Ya vienen las elecciones el mero día 6 de junioEs un día muy importante para México (todas las citas en cursivas son de Eduardo Caccia. N. del. E.), especialmente para ti y tus miserables amistades, porque están a punto de seguir perdiendo poder político. Te lo explico y te la pinto muy clarito: no puedes pedirme que crea en ti y en los empresarios multimillonarios. Ni te creo ni me conmueves. Mi sueldo semanal me hace dudar de tus intenciones. ¿Me pides que confíe en tus palabras cuando, durante décadas, evitaste pagarme a mí, a mis padres, a mis hermanos y amigos, sueldos dignos? ¿Sabes que la jefecita de mi amigo trabajó, hasta muy avanzada edad, sin prestaciones laborales? ¿Sabes cuánto le pagaron en su jubilación? ¡Exacto! ¡Nada, porque no tuvo jubilación! ¿Te lo digo más cabrón?  Va. Te lo voy a decir, pero no se lo cuentes a nadie, o ve y cuéntalo, es irrelevante, porque entre ustedes y nosotros sólo hay un acuerdo financiero: mi fuerza de trabajo a cambio de una paga muy jodida. Es decir, no somos amigos”, es un texto recalcitrante escrito por el académico de la UNAM, Germán Bernardo, que ilustra la polarización del país, en una contraréplica a la columna ‘¡Vas carnal!’ que Eduardo Caccia escribió a finales de mayo para el diario Reforma, en un intento de llegar a las clases populares con el lenguaje de barrio solicitando no votar por Morena.

Las encuestas más recientes de los diarios El País, Reforma, El Financiero, y las consultoras Parametría, Varela & Asociados, entre otras, que concentra este miércoles la consultora Oraculus otorgan la victoria a Morena para conservar la mayoría en la Cámara de Diputados y ganar al menos 9 de las 15 gubernaturas en disputa.

Algo que el Colegio de Especialistas en Demoscopia y Encuestas (CEDE), a través de su Observatorio Electoral 2021, confirma también en su página web donde ofrece la compilación de todas las encuestas realizadas desde enero a mayo de 2021.

El perfil del votante hacia Morena es claro: el gran grueso son los mexicanos más pobres y con menos educación

La proyección de la consultora Oraculus respecto a la intención de voto para conformar la nueva Cámara de Diputados en 2021.

Algo que ya se registraba desde las primeras encuestas al arrancar el proceso electoral, y que hasta el propio Presidente López Obrador ha recalcado siempre bajo un concepto: Tengo el apoyo del pueblo.

Aquí es donde afecta más y es muy interesante cuando uno ve las encuestas que quienes creen más todas esas campañas (en mi contra) son los que tienen nivel de licenciatura hacia arriba, o sea, son más, proporcionalmente.

Cuando uno pensaría que, ante más nivel educativo, más conciencia; pues no necesariamente. Claro, también clase media-media, clase media alta y alta igual que de licenciatura para arriba, ahí pega más”, declaró AMLO apenas el pasado 18 de mayo durante su conferencia matutina.

Las cifras del estudio  La pandemia y la pobreza en México en 2020, realizado por académicos de la UNAM -y presentado en marzo de este 2021-, resume que la pandemia y el nuevo gobierno han dejado 9 millones de nuevos pobres en dos años, y ahora 6 de cada 10 mexicanos tienen problemas para cubrir alguna de sus necesidades básicas en alimentación, educación, salud y vivienda.

La crisis no sólo aumentó la pobreza, sino que la profundizó”, es el resumen del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED) donde se inscribe el estudio referido.

El gran universo de mexicanos pobres, expoliados, ninguneados y olvidados por los partidos otrora en el poder, es hoy el principal activo de Morena. Y ahora cobran factura a los gobiernos del PAN y PRI, para favorecer a AMLO y su partido.

INFORME