La lejana isla de Sri Lanka, ubicada bajo la península de la India, fue escenario ayer de una matanza que ha conmocionado al mundo.

En iglesias cristianas y hoteles de lujo en la ciudad Colombo, capital de Sri Lanka, yihadistas realizaron un ataque terrorista detonando ocho bombas en cadena el Domingo de Pascua. El conteo de muertos alcanza ya 290 personas de al menos 10 países y 500 heridos. Hay 13 detenidos.

Los ataques, de acuerdo al gobierno de Sri Lanka, los realizaron terroristas suicidas que penetraron en los recintos haciendo estallar los explosivos. Hasta el momento ningún grupo se atribuye los ataques. Pero la autoridad señala a yihadistas locales como los responsables.

Un tuit del ministro de Transportes apunta a que hace 10 días el grupo musulmán radical National Thowheed Jamath planeaba los atentados; el gobierno ya está tras ellos

La masacre en Colombo sacudió al mundo este domingo tras los atentados terroristas.

Los estallidos iniciaron la mañana del domingo durante las celebraciones del Domingo de Pascua en tres iglesias –dos católicas y una evangélica-, además de tres hoteles de lujo y un hostal, según dan cuenta diversas agencias de noticias internacionales.

Sri Lanka ha vivido en un permanente conflicto religioso que derivó en una guerra civil durante 30 años con más de 100 mil muertos al pelear budistas –en su mayoría- contra hindús. Ataques a los que se han sumado extremistas musulmanes contra cristianos.

Diversos mandatarios de la Unión Europea, Trump, entre otros políticos internacionales, además del Papa, han manifestado su repudio ante la matanza y el odio entre religiones, tras expresar sus condolencias y ofrecer el apoyo necesario al gobierno de Sri Lanka frente a la crisis.

  • Fotos: EFE/Reuters
INFORME