Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, comenzó a ‘cantar’ contra sus ex jefes ahora que está libre bajo el modelo de ‘testigo protegido’ que le ha otorgado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Lozoya ha denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) al ex presidente Enrique Peña Nieto y al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de que le ordenaron dar ‘moches’ a panistas y otros políticos para aprobar reformas, además de financiar con sobornos de Odebrecht la campaña presidencial de 2012. De acusado pasó a ser acusador.  

Hoy por la mañana, Emilio ‘L’ presentó una denuncia de hechos ante la Fiscalía General de la República respecto a su participación en el caso Odebrecht y en varios otros casos (..) En el caso de Odebrecht, este individuo está señalando que hubo una serie de sobornos por una cantidad que pasa de 100 millones de pesos, los cuales fueron fundamentalmente utilizados para la campaña 2012 para la Presidencia de la República.

Y el que después fue Presidente (Enrique Peña Nieto) y su Secretario de Hacienda (Luis Videgaray Caso) son las personas que este individuo que esta presentando la denuncia (señala) que fueron los que le ordenaron que ese dinero fuera entregado a varios asesores electorales extranjeros que trabajaron y colaboraron para la campaña de estas dos personas”, ha declarado Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR, a través de un vídeo de 4:27 minutos.

Lozoya, quien fue detenido en España -tras huir de México hace un año- pasó una temporada en prisión antes de ser extraditado. Arribó a México el pasado 17 de julio y tras pactar con el gobierno de AMLO libró la cárcel. Aunque a cambio de su libertad ha comenzado a revelar cómo operaban las tramas de corrupción en el gobierno de Peña Nieto.

Además de revelar que el dinero para los ‘moches’ procedió de la constructora brasileña Odebrecht, Lozoya ya declaró ante la FGR que Peña y Videgaray le ordenaron pagar ‘moches’ por 120 millones de pesos a un diputado y cinco senadores -cuyos nombres ha reservado Gertz Manero- para que se aprobaran las reformas estructurales en 2013-2014

Algunos de los involucrados en la trama de corrupción: Emilio Lozoya, Ernesto Cordero, Ricardo Anaya, Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray .

Estas declaraciones ya las había revelado desde el pasado 24 de julio el diario Reforma que  publicó una carta donde Lozoya admitió los sobornos de Odebrecht para pagar la campaña de Peña Nieto a la Presidencia, además de confesar que ‘maiceó’ con 58.3 millones de pesos a políticos panistas para que aprobara la Reforma Energética durante reuniones secretas en el piso 45 de la Torre Pemex.

Entre los panistas señalados están el ex candidato a la Presidencia, Ricardo Anaya Cortés -quien presuntamente habría recibido 6.8 millones de pesos cuando era líder de la bancada panista en el Congreso de la Unión–, y los entonces senadores Ernesto Cordero, ex coordinador de la bancada panista, José Luis Lavalle Maury (ambos fueron expulsados del PAN, sin precisarse los motivos, en junio de 2018), Francisco Domínguez -actual gobernador de Querétaro-, y Francisco Domínguez Cabeza de Vaca -actual gobernador de Tamaulipas-. Todos ya han salido a deslindarse negando que hayan recibido el ‘moche’.

El Fiscal Gertz Manero anunció que en las declaraciones de Lozoya, éste aseguró además que hasta en el gobierno del ex panista Felipe Calderón -acérrimo enemigo político de AMLO- se presentó una trama de corrupción que involucra a un socio de Odebrecht y la empresa Etileno 21 en un caso de “privilegios en insumos donde el gobierno federal tuvo pérdidas muy graves”.

El titular de la FGR extendió que Lozoya recibió instrucciones de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso para entregar 84 millones de pesos a varios legisladores y un secretario de Finanzas “de un partido político” -el PAN-, además de repartir 200 millones de pesos más para pagar ‘moches’ a fin de que se aprobara la reforma electoral.

Para soportar lo que declara, según extendió Gertz Manero, Lozoya ya ha entregado a la FGR recibos de esos pagos y 1 vídeo, además de cuatro nombres de testigos. Ante ello se abrieron carpetas de investigación, se comenzara con las diligencias y los peritajes para comprobar la veracidad de recibos y vídeo, y la ratificación de la denuncia con las declaraciones de testigos.

Y en caso de que sea procedente a las personas que él imputa, las llamaremos a declarar”, resumió Gertz Manero, en alusión a Peña Nieto y Videgaray.

Por lo pronto Lozoya ya aceptó entregar dos mansiones de su propiedad, ubicadas en la Ciudad de México e Ixtapa, Guerrero, para que el Instituto Nacional para Devolver al Pueblo lo Robado las remate y el dinero sea distribuido por el gobierno de AMLO conforme decida.

INFORME