Mientras líderes y presidentes de todo el orbe, incluso latinoamericanos de corte izquierdista como Alberto Fernández, de Argentina, Nicolás Maduro, de Venezuela, y Daniel Ortega, de Nicaragua, felicitaron a Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, hay otros que no admiten aún la derrota de Trump.

Los presidentes Andrés Manuel López Obrador, de México, y Jair Bolsonaro, de Brasil, ambos aliados y afines a Donald Trump -otro populista-, se han negado a reconocer a Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos, generando polémica.

Vamos a esperar a que se terminen de resolver los asuntos legales, seremos respetuosos del derecho ajeno. Tenemos muy buena relación con ambos candidatos”, comentó en conferencia de prensa López Obrador, el sábado desde Tabasco, su estado natal.

Más evidente en su rechazo al demócrata Biden, el presidente brasileño Jair Bolosnaro ha optado por un frío silencio. Aunque días antes fue efusivo al manifestar su abierto apoyo al republicano Trump.

Ustedes conocen mi posición, es clara, eso no es interferencia, tengo una buena política con Trump, espero que sea reelecto, espero”, declaró Bolsonaro a medios internacionales, según registró la agencia AFP.

Joe Biden se alzó con el triunfo el sábado pasado al contabilizarse más de los 270 votos necesarios en el Colegio Electoral tras ganar en los estados de Pensilvania, Arizona y Nevada; y de inmediato fue felicitado por mandatarios de todo el mundo

Jair Bolsonaro en una reunión con su aliado Donald Trump.

Apenas en julio pasado el presidente mexicano acudió a Estados Unidos, en su primer y único viaje al extranjero en dos años de gobierno, para apoyar soterradamente durante la firma del T-MEC -a la que no acudió el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, por estar en marcha el proceso electoral- la campaña de Trump, a quien agradeció el “respeto” que tiene por México; pese a que Trump ha insultado sistemáticamente a los mexicanos, amenazó con construir un gran muro, obligó a detener caravanas de migrantes centroamericanos a cambio de no imponer aranceles, y hasta reclamó por el combate fallido al narco.

Trump y los dos mandatarios latinoamericanos (López Obrador y Bolsonaro) están unidos por algunas similitudes superficiales: No les gusta usar mascarillas por la pandemia de coronavirus, y los tres pueden ser vagamente descritos como populistas y nacionalistas. Pero los motivos de los dos presidentes latinoamericanos pueden ser diferentes”, así describió ayer la agencia de noticias AP el desdén de ambos mandatarios frente a Biden.

En Brasil, según han revelado altos funcionarios a la AP, existe el temor de que las declaraciones estridentes de Bolsonaro contra Biden -que sostuvo durante el proceso electoral- puedan desestabilizar la relación bilateral.

En México se ha desatado una polémica, que alcanza a la comunidad latina en Estados Unidos, por el empecinamiento de López Obrador para seguir respaldando a Trump, pese a que Biden ganó la elección.

El Presidente Trump ha sido muy respetuoso con nosotros y hemos logrado muy buenos acuerdos, y le agradecemos porque no ha sido injerencista, y nos ha respetado”, manifestó López Obrador el sábado, luego de conocerse que Biden es el nuevo presidente electo de Estados Unidos.

Las respuestas desde Estados Unidos, a cargo de latinos demócratas fueron aplastantes.

Esto representa un verdadero fracaso diplomático del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en un momento en que la administración entrante de Biden busca marcar el comienzo de una nueva era de amistad y cooperación con México”, tiuteó el congresista demócrata por Texas, Joaquín Castro.

Más moderado, el congresista Jesús ‘Chuy’ García, por Illinois, envío un tuit al presidente López Obrador.

President @lopezobrador_, American voters have spoken and Joe Biden is our President Elect. He won fair and square (Los votantes estadounidenses han hablado y Joe Biden es nuestro Presidente electo. Ganó limpiamente -n. del e.-). No deje que se le vaya el tren”, tuiteó en inglés y español el congresista demócrata con raíces en el estado de Durango.

En un intento por disolver la controversia que se cierne sobre López Obrador, anoche el canciller Marcelo Ebrard descartó que exista ‘pleito’ con Joe Biden.

El presidente (López Obrador) desde un principio, cuando ganó la elección, los comentarios eran que qué tan grande iba a ser el pleito con Trump, y ahora nos dicen que quizá sea lo mismo con Biden, pero no, se van a quedar con las ganas”, expresó Ebrard en un confuso mensaje durante el evento virtual de Cumbre de Negocios.

Poder