A poco más de un año de aparecer el coronavirus SARS-Cov-2, la pandemia que ha provocado sigue devorando vidas y afectando la salud de millones de personas en todo el mundo.

La Universidad Johns Hopkins da cuenta que hoy ya suman 100 millones 248 mil 229 personas contagiadas y 2 millones 156 mil 941 personas muertas por el Covid. Estados Unidos, primera potencia mundial, encabeza la lista de muertes y contagios en el mundo.

Luego que en diciembre de 2020 se registraron los primeros casos de Covid en la ciudad de Wuhan, China, provocados por el coronavirus SARS-Cov-2, hoy existen nuevas mutaciones de cepas nativas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, aún más letales. Y un caos mundial que parece no acabar.

De acuerdo a la estadística de la Universidad Johns Hopkins, la más completa y precisa -aun sobre lo que reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS)- la lista de las diez naciones más afectadas en contagios son: Estados Unidos (25.4 millones), India (10.6 millones), Brasil (8.9 millones), Rusia (3.7 millones), Reino Unido (3.7 millones), Francia (3.1 millones), España (2.6 millones), Italia (2.4 millones), Turquía (2.4 millones) y Alemania (2.1 millones).

Mientas que las 10 naciones con más muertes son: Estados Unidos (425 mil 119), Brasil (218 mil 879), India (153 mil 724), México (152 mil 16), Reino Unido (100 mil 359), Italia (86 mil 422), Francia (74 mil 250), Rusia (63 mil 391), Irán (57 mil 560) y España (56 mil 794)

Con apenas una vacuna aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 31 de diciembre de 2020, la elaborada por las farmacéuticas Pfizer-BioNTech, el mundo espera que otras más en fase experimental puedan pronto ayudar a resolver la crisis sanitaria

La única vacuna que ha cumplido con todos los protocolos cientificos para demostrar su eficacia es la elaborada por Pfizer-BioNTech, según ha decretado la OMS.

La inclusión de un producto en la lista de uso en emergencias implica una evaluación rigurosa de los datos de los últimos ensayos clínicos de la fase 2 y de los ensayos clínicos de la fase 3, otros datos de importancia considerable sobre seguridad, eficacia y calidad, y un plan de gestión de riesgos. Esos datos son revisados por expertos independientes y equipos de la OMS que tienen en cuenta el corpus actual de pruebas sobre la vacuna en cuestión, los planes para el seguimiento de su uso y la previsión de nuevos estudios.

Para la revisión se invita a participar a expertos de distintas autoridades nacionales. Una vez que la OMS incluye una vacuna en su lista de uso en emergencias, la Organización se pone en contacto con sus redes y asociados regionales en materia de reglamentación para informar a las autoridades sanitarias de los países sobre la vacuna y sobre sus beneficios previstos a partir de los datos de estudios clínicos realizados hasta la fecha”, informó el pasado 31 de diciembre la OMS a propósito de la aprobación de la vacuna Pfizer-BioNTech.

La pesadilla que atrapa y lastima a todo el mundo, aún está lejos de disolverse.

P