‘La Marrana’ sonríe. Es México en chiquito. Una podredumbre política a la vista. ‘¿Qué tanto es tantito?’, podría decirnos cantando Pedro Infante y haciendo una crónica del momento el escritor y cronista Armando Gutiérrez.

A Javier Duarte de Ocha lo apresó en Guatemala la Interpol. Como apresaron también a Tomas Yarrington, otro gobernador corrupto del PRI, en Florencia. Al amparo de que México cambie para no cambiar nada.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se juega la permanencia en el Estado de México en mes y medio. En el país. Así que es momento de entregar a quien sea necesario. Todo se vale.

Según reporta la BBC, Duarte de Ochoa es investigado por el supuesto desvío de más de 35 millones de dólares durante los seis años de gestión como gobernador, entre 2010 y 2016. La Secretaría de Hacienda lo investiga por haber realizado contratos por 3 mil 300 millones de pesos con decenas de empresas fantasma. Casi nada.

Javier Duarte ‘La Marrana’, asesino de periodistas y expoliador de Veracruz ha calificado las denuncias en su contra como “calumnias” e “infamias”

Duarte desapareció después de anunciar su solicitud de licencia como gobernador de Veracruz, el 12 de octubre de 2016, a menos de dos meses de finalizar de su mandato.

Así es señores, soy Javier Duarte de Ochoa, soy el gobernador, no me queda más que decir la verdad“, dijo ‘La Marrana’ cuando lo detuvieron en un lujoso hotel de Guatemala, según reporta la BBC.

El ex gobernador de Veracruz es acusado de lavar dinero y de ser parte de la delincuencia organizada. Tenía ya seis meses prófugo. Y aunque estaba en compañía de su mujer, Karime Macías –la que escribía en un diario : “merezco abundancia” y todas las tropelías que cometían-, de ella no se sabe nada.

Tal vez por ello sonríe ‘La Marrana’. Nos recuerda al narco ‘La Barbie‘. Nos recuerda que en México todo se puede, aunque te atrapen. ¿Cuál será su ‘verdad‘?