Los problemas para el ‘hacker’ Julian Assange parecen venir en avalancha desde que fue detenido por la fuerza en la Embajada de Ecuador en Londres el mes pasado.

Aunque el caso por presunta violación a dos mujeres fue archivado en 2017 por la justicia sueca, este lunes se dio a conocer que será reabierto. Assange se ha declarado inocente de las acusaciones señalando que en todo momento tuvo sexo consentido con las mujeres que le acusan.

El famoso hacker de 47 años fue detenido en abril de este año luego que el nuevo gobierno de Ecuador, encabezado por Lenin Moreno, le retiró el asilo político del que gozó durante nueve años. Actualmente permanece en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, al sureste de Londres.

Assange se refugió en 2012 en la embajada de Ecuador en Londres precisamente para evitar la extradición a Suecia y a Estados Unidos luego de filtrar por WikiLeaks más de 700 mil archivos clasificados, entre ellos, informes de las guerras de Irak y Afganistán.

Julian Assange enfrenta una primera pena de prisión de 50 semanas de cárcel por violar las condiciones de libertad condicional que le otorgó el Reino Unido

Ahora con la petición de extradición de la fiscal superior adjunta de Suecia, Eva-Marie Persson, al frente del caso por presunta violación de dos mujeres, la situación del hacker se complica pues Estados Unidos también ha solicitado su extradición para juzgarlo a su vez por la filtración de información confidencial a través de WilkiLeaks.

Después de revisar las investigaciones preliminares en su estado actual, mi conclusión es que siguen existiendo evidencias suficientes como para sospechar que el Sr. Assange cometió una violación o un delito de menor grado“, ha dicho este lunes Persson, según dan cuenta diversos medios internacionales.

La reapertura del caso se da luego que la abogada Elizabeth Massi Fritz, quien representa a una de las presuntas afectadas, hizo la solicitud nuevamente. Y sin más se le concedió. Algo que parece inverosímil y ha generado ya críticas en la comunidad internacional.

Con la nueva petición de la justicia sueca, el caso se complica para el Reino Unido que deberá determinar a quién entrega primero a Assange luego de cumplir la condena de 50 semanas en una prisión inglesa, si a Estados Unidos o a Suecia.

En su última declaración, a principios de mayo, Assange reiteró ante los magistrados por videoconferencia que no está de acuerdo en su extradición a Estados Unidos.

No deseo entregarme para ser extraditado por haber hecho un periodismo que ha ganado muchos reconocimientos y ha protegido a muchas personas”, dijo el hacker que este 30 de mayo volverá a comparecer.