El caso de los ‘Porkys de la Costa de Oro’ vuelve a desatar la indignación ciudadana ante la liberación de Diego Cruz, uno de los involucrados en los abusos y violación a la joven Daphne Fernández, en Veracruz.

La liberación de Diego Cruz se da luego que el Poder Judicial otorgó un amparo al acusado. Al resolver el Juicio de amparo número 159/2017, el Juez Tercero de Distrito del estado de Veracruz, Anuar González Hemadi resolvió a  favor del agresor sexual.

La sentencia señala que: al “tenor de los medios de prueba existentes, no se encuentra acreditada la totalidad de los elementos del delito de pederastia que se atribuye al quejoso“, reporta el diario El Debate.

Los Porkys de la Costa de Oro (foto: Facebook)
Los Porkys de la Costa de Oro (foto: Facebook)

El juez determinó que si bien Diego Cruz declaró en su momento que junto a sus amigos le “tocó los senos, le metían las manos debajo de la falda y (él) le introdujo sus dedos por debajo del calzón y se los introdujo en la vagina”, no hay qué perseguir pues “de tal manera que un roce o frotamiento incidental no serían considerados como antros sexuales, de no presentarse el elemento intencional de satisfacer un desea sexual a costas del pasivo“.

Los hechos ocurrieron el 2 de enero de 2015 cuando cuatro amigos de familias adineradas e integrantes de la pandilla denominada Porkys de la Costa de Oro salieron de una discoteca y obligaron a subir a un auto a Daphne, quien contaba con 17 años de edad. Ahí abusaron de ella y más tarde fue violada por el cabecilla del grupo, Enrique Captaine, hijo de un ex acalde de Veracruz.

Captaine está preso mientras que Jorge Cotaita, otro de los agresores sigue prófugo. El cuarto implicado es Gerardo Rodríguez, quien conducía el auto, fue liberado desde un principio

Es inconcebible. Estoy sorprendido e indignadísimo. Estamos en el hartazgo total, dos años de lucha, de batalla, de remar contracorriente, para que ahora salgan con esto (…) Libraron las ordenes de aprehensión y ahora le dan un amparo dos años después. Es una burla, es absurdo“, declaró al diario El País Javier Fernández, padre de Daphne.