La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se ha envuelto en un escándalo que resta credibilidad y prestigio a sus posturas, al contratar y despedir abrutamente a un ‘vocero especial’.

El nombramiento fugaz del polémico político ex panista Javier Lozano Alarcón, como vocero de la patronal, no duró ni 10 horas tras el escándalo por politizar al organismo, y representa un hecho penoso y ridículo ahora para el sector empresarial.

Las decisiones del Gobierno de México están comprometiendo la vigencia de las instituciones democráticas y republicanas. El debate es fundamental para evitar retrocesos. Agradezco a Javier Lozano se integre a ese reto como Vocero Especial de Coparmex para la defensa del Estado de Derecho”, fue el primer mensaje de Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, que desató el maremoto político-empresarial.

Abierto crítico de AMLO, Lozano, ex panista y ex senador por el estado de Puebla, protagonizó apenas el pasado 21 de febrero una pulla de plazuela contra al Presidente López Obrador.

Yo no sé como (sic) se sienten ustedes, pero a mi este presidente me tiene literalmente hasta la madre. Y lo digo con absoluta conciencia de mis palabras”, escribió Lozano el pasado 21 de febrero en su cuenta de Twitter para hablar del feminicidio de la niña Fátima, politizando el tema.

Javier Lozano es un político frontal que acumula desprestigio por su actuar al estilo del morenista recalcitrante Gerardo Fernández Noroña; lo que desató la alarma entre los socios de la Coparmex al ser nombrado ‘vocero especial’

Javier Lozano Alarcón protagonista de un nuevo escándalo junto con la Coparmex

Después de que se levantó una escalada de críticas desde el interior y el exterior de la Coparmex, tras anunciar la llegada de Lozano el organismo empresarial tuvo que recular y envío un nuevo comunicado rebajando el papel de su nuevo vocero, al término de “voluntario”.

El único titular de la vocería de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) es el presidente nacional Gustavo de Hoyos Walther. En los ámbitos locales y regionales, dicha responsabilidad recae en los Presidentes de los Centros Empresariales, Delegaciones y Representaciones”, enmendó empresarial.

La mañana de ayer Lozano Alarcón rechazó públicamente la defenestración de la Coparmex al dejarlo como un mero “colaborador voluntario”.

Pues, voluntariamente, ya les dije que no. Next!”, tuiteó Lozano ampliando el escándalo.

Este episodio vuelve a generar señalamientos negativos contra el líder nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, por utilizar el organismo como plataforma con fines políticos y personales, pues se especula que está buscando una diputación federal e incluso la construcción de una eventual candidatura presidencial.  

Apenas unos días antes el presidente Andrés Manuel López Obrador protagonizó un penoso episodio al criticar un préstamo entre particulares del BID Invest y el Consejo Mexicano de Negocios, y Coparmex le pedía ser más serio.

Predial 2021