La retirada de las tropas rusas de la región de Járkov, tras una exitosa contraofensiva del Ejército de Ucrania, dejó al descubierto nuevos crímenes de guerra cometidos por los rusos en la ciudad de Izium.  

El fin de semana se comprobó que el Ejército de Rusia cometió nuevas ejecuciones masivas y torturas contra población civil en la ciudad de Izium. Hasta el domingo se habían contabilizado 440 cadáveres -de civiles (algunos de ellos niños) y militares- en fosas.

De acuerdo a las primeras investigaciones se han descubierto al menos 10 cámaras de tortura en las inmediaciones de Izium, dos más en la ciudad de Balaklia, una en la ciudad de Vovchansk y una última en el pueblo de Hrakovo, según reporta la agencia EFE.

Es prematuro avanzar cifras sobre las personas que han sido enterradas ahí. Las investigaciones están aún en marcha (…) ya hay evidencia clara de tortura, trato humillante de la gente”, recriminó el presidente ucraniano Volodimir Zelensky, según registra el portal Ukrinform.

Lo ocurrido en Izium ha sido comparado con lo que las tropas rusas realizaron en la ciudad de Bucha, tras ser obligados a retirarse de la capital Kiev en duros combates. En la huida, las tropas rusas cometieron ejecuciones de civiles -incluidos menores de edad-, actos de tortura y violación sexual a mujeres y menores de edad.

A inicios de septiembre Ucrania acusó que Rusia ha cometido alrededor de 46 mil crímenes de guerra como: ejecuciones sumarias, tortura, violencia sexual, deportaciones forzosas o bombardeos de áreas urbanas, incluyendo colegios, hospitales o viviendas

El hallazgo de 440 cuerpos con signos de tortura en fosas cerca de la ciudad de Izium, ha incrementado el repudio contra Rusia por sus nuevos crímenes de guerra.

En contraste, el presidente ruso Vladimir Putin ha declarado este fin de semana -tras la denuncia de los crímenes de guerra en Izium- que ‘no tiene prisa’ por acabar con la guerra que inició el pasado 24 de febrero.

El plan no necesita cambios (…) no tenemos prisa”, declaró Putin, luego de que Ucrania recupero más de 6 mil kilómetros de territorios y la liberación de la región de Járkov, según registra la agencia AFP.

Para Putin el objetivo más inmediato es la “liberación” del Donbás -región que contiene a las dos provincias separatistas pro rusas de Donetsk y Lugansk,- donde se han intensificado los combates tras la retirada de las tropas rusas de la región de Járkov.

Esta semana la ONU celebra su 77 Asamblea General de líderes de Estados y pese al voto en contra de Rusia, Cuba y Corea del Norte -China se abstuvo-, el presidente ucraniano Volodimir Zelensky dirigirá un mensaje videograbado sobre sobre la invasión rusa a su país.