En un hecho inédito el gobierno italiano ha decretado la cuarentena para todo el país.

Nadie puede moverse sin autorización. Sólo hay tres motivos libres de restricción: por razones de trabajo, salud o situaciones de necesidad. Italia estará en cuarentena del 10 de marzo al 3 de abril para tratar de erradicar el brote de coronavirus.

De acuerdo a datos según de Protección Civil existen infectadas 9 mil 172 personas, 463 de las cuales ya murieron por el  Covid-19 (724 personas se han podido recuperar, y aún hay más de 700 en cuidados intensivos). Después de China, Italia es el segundo país con más contagios y muertes.

Todos deben renunciar a algo para proteger la salud de los ciudadanos. Hoy es el momento de la responsabilidad. No podemos bajar la guardia (…) Los números nos dicen que estamos teniendo un crecimiento importante en las infecciones, de las personas hospitalizadas en cuidados intensivos y subintensivos y, por desgracia, también de las personas fallecidas. 

Por lo tanto, nuestros hábitos necesitan ser cambiados. Necesitan ser cambiados ahora. Decidí tomar medidas aún más estrictas y fuertes de inmediato (…) Ya no habrá una zona roja en la península. Italia será un área protegida”, declaró el primer ministro Giuseppe Conte, según da cuenta el diario Corriere della Sera.

El decreto del Primer Ministro Comte obliga a una revisión general de toda persona en movimiento entre municipios, además de suspender el ciclo escolar, el campeonato de fútbol y todos los eventos deportivos, y la concentración masiva de personas

Aspecto de los trabajos de desinfección en un templo de Nápoles. Las misas, funerales y bodas están prohibidas en toda Italia hasta el 3 de abril.

A partir de este 10 de marzo toda persona que tenga que moverse de una ciudad a otra deberá presentar una autocertificación -un formulario que el gobierno ha facilitado a los ciudadanos vía internet-, quien no lo tenga podrá ser detenido.  

Los efectos de las restricciones alcanzan al campeonato de fútbol regular y todos los eventos deportivos, pues se busca evitar las concentraciones masivas de personas.

El ciclo escolar se suspende también desde este 10 de marzo y se reanudará hasta el próximo 3 de abril. Los efectos alcanzan a museos, gimnasios, albercas publicas, teatros, centros comerciales y culturales, que deberán permanecer cerrados.

Bares y restaurantes en todo el país deberán cerrar después de las 6 de la tarde, y durante el horario previo de atención al público deberán aplicar un metro de distancia entre cada parroquiano o comensal, de lo contrario serán clausurados.

Hasta las misas, funerales y otras celebraciones que congregan a gente están prohibidas hasta después del 3 de abril.