Los disturbios y el caos en las calles de Irlanda del Norte han vuelto.

Los católicos irlandeses se han vuelto a levantar con barricadas, incendios y disturbios permanentes desde hace una semana. Exigen separarse del Reino Unido, como este lo ha hecho de la Unión Europea con el Brexit.

Una multitud incendió vehículos además de lanzar ladrillos, cohetones y bombas molotov contra la policía y el llamado ‘muro de la paz’ -que separa los barrios de católicos y protestantes- en Belfast, la capital de Irlanda del Norte, durante la noche del miércoles que se ha convertido en el peor día de disturbios en la jornada violenta que comenzó desde la Semana Santa.

La forma de resolver las diferencias es a través del diálogo, no de la violencia o la criminalidad”, tuiteó ayer el premier Boris Johnson tras una jornada violenta que ha obligado a reuniones emergentes entre el gobierno general del Reino Unido y de Irlanda del Norte.

Irlanda del Norte sostuvo una guerra civil contra el Reino Unido durante 30 años con un saldo de 3 mil 500 personas muertas por las acciones del rebelde IRA (Ejército Republicano Irlandés, por sus siglas en inglés) que pedía una nación libre; en 1998 la violencia cesó tras la firma de un acuerdo de paz entre las partes

La violencia regresó a Irlanda del Norte la semana pasada en la ciudad de Londonderry y se ha extendió hasta Belfast donde han regresado las revueltas a las calles

Las calles de Belfast han vuelto a las barricadas, disturbios y bombas molotov. El Brexit ha provocado que los católicos vuelvan a pedir su separación del Reino Unido.

Con la separación del Reino Unido de la Unión Europea, a partir del Brexit, Irlanda del Norte -país miembro de la UE- queda en una posición incómoda ante un eventual regreso a los controles y aduanas fronterizos.

Aunque el Reino Unido y la UE acordaron evitar nuevamente la frontera física con el llamado ‘protocolo de Irlanda del Norte’, sí habrá controles aduaneros en los puertos de la isla.

Esto es vandalismo e intento de asesinato. Estas acciones no representan el unionismo”, ha dicho la primera ministro irlandesa Arlene Foster, ante los disturbios, según registra la agencia AFP.

Con el Brexit, los católicos irlandeses han reavivado el fuego de la independencia del Reino Unido.   

Anoche volvió otra vez el caos a Belfast.

  • Fotos: AP
INFORME