El arresto de la joven Mahsa Amini, de 22 años, por no ‘usar bien’ el hiyab para cubrirse el pelo, terminó con su muerte tras una brutal golpiza de la Policía de la Moral. Y ha levantado a las mujeres en Irán que llevan cinco jornadas de protestas donde ya se acumulan 31 muertos por la represión.

Bajo el eslogan de Mujer, Vida, Libertad las protestas multitudinarias en universidades y 30 localidades de Irán han puesto a temblar al régimen islámico. Ayer, desde la 77 Asamblea de la ONU, el presidente Ebahim Raisi advirtió que no permitirá más “vandalismo”.

La indignación femenina ha traspasado las fronteras de Irán y las protestas de mujeres musulmanas se han extendió como pólvora por diversos países de Oriente Medio, Alemania y hasta Canadá. Algunas se han cortado el cabello mientras que otras han quemado hiyabs como protesta por el brutal asesinato de Amini.

Mahsa Amini fue detenida por no llevar la cabeza bien cubierta con el hiyab, como manda la ley islámica, y tras una brutal golpiza policiaca terminó en coma antes de morir; la oenegé Derechos Humanos en Irán cifra en 31 los muertos durante las protestas que han estallado desde su asesinato el pasado 16 de septiembre

Las protestas en Irán acumulan cinco jornadas y 31 muertos por la represión gubernamental.

El Ministerio del Interior de Irán aseguró que se está llevando a cabo una investigación para conocer los detalles de la muerte de Mahasa y las responsabilidades de la Policía de la Moral.

Tenemos que esperar a los resultados médicos de esta mujer para entender la causa de su muerte, porque aparentemente tenía una serie de problemas médicos. Tenía problemas físicos. Los informes del forense no se han completado aún, así que no podemos hacer comentarios”, aseguró el ministro de Interior, Ahmad Vahidi, según registra la agencia AFP.

La furia de las mujeres ha sacudido a un país misógino y machista a causa de su interpretación del Islam. Y en un intento por aplacar esa ira que ha impulsado las protestas, Abdolreza Pourzahabi, representante en el Kurdistán del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, visitó a la familia de Amini, según reporta la agencia Tasnim.

Todas las instituciones emprenderán acciones para defender los derechos que se han visto violados”, dijo Pourzahabi a los familiares de Mahasa, según la agencia Tasnim.

Sin embargo el padre de la joven kurda asesinada por la Policía de la Moral, en entrevista para la BBC dijo ayer que el gobierno iraní miente.

Están mintiendo. Están diciendo mentiras. Todo es mentira… no importa cuánto rogué, no me dejaron ver a mi hija (…) No tengo idea de lo que le hicieron”, dijo Amjad Amini a BBC Persia.

El gobierno del Irán ha restringido el uso de las redes sociales y el Internet en un afán por controlar la información sobre las protestas y la rabia social.

  • Fotos: AFP/Especial