La transición ha comenzado en México. Por segunda vez se reúnen, después del 3 de julio, el mandatario en turno y el nuevo presidente electo en Palacio Nacional.

El presidente Enrique Peña Nieto y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador acordaron acelerar la creación de la nueva Secretaría de Seguridad y el nombramiento del Fiscal General, el Fiscal Anticorrupción y el Fiscal Electoral.

En conferencia de prensa López Obrador anunció los acuerdos y también reiteró su rechazo a recibir la protección del Estado Mayor Presidencial (EMP).

Respeto mucho al Estado Mayor Presidencial. No quiero faltarles al respeto. Sin embargo son otros tiempos. El Estado Mayor va a pasar a formar parte de la Secretaría de la Defensa. No va a haber Estado Mayor Presidencial.

Me van a cuidar estos ayudantes, mujeres y hombres, y me van a cuidar todos los mexicanos. Y cuando hablo de ‘todos los mexicanos’ me van a cuidar también los soldados, que son pueblo uniformado”, expresó el presidente electo durante la conferencia de prensa posterior a la reunión con Peña Nieto.

El cuerpo de seguridad de AMLO son 10 hombres y mujeres de los que sólo se dijo cuentan con nivel académico de licenciatura

Peña Nieto y López Obrador acordaron acelerar algunas reformas en su segundo encuentro.

Peña nieto se comprometió para apoyar al gobierno entrante para que las iniciativas que den origen a la Secretaría de Seguridad Pública y a la integración de la Fiscalía General, Electoral y Anticorrupción puedan ser discutidas por la LXIV Legislatura.

Para el próximo 20 de agosto, se realizará una reunión del Gabinete actual con el del Gobierno entrante, según dio a conocer López Obrador.

Sobre la liberación de la ex líder magisterial del SNTE, Elba Esther Gordillo, López Obrador se limitó a decir que es “una decisión del Poder Judicial“. Y evitó hablar más del tema.