La fuga de gas y el incendio de un gasoducto de Pemex en la costa de Campeche, en el Golfo de México, ha desatado una avalancha de críticas de figuras internacionales contra la política de México por sostener el uso de combustibles fósiles.

Greta Thunberg, Bernie Sanders y onegés como Greenpace, entre otros personajes con atención mundial, criticaron la seguridad de Pemex y el que México retroceda en acciones contra el cambio climático.  

El accidente ocurrido a unos 400 metros de la plataforma se debió, según la información disponible, a que una válvula de una línea submarina a 78 metros de profundidad, reventó, lo que generó la explosión y el fuego. Como parte del modelo extractivista de combustibles fósiles, estos son los riesgos que enfrentamos a diario y que llaman a cambiar ya el modelo energético, como lo hemos demandado desde Greenpeace”, aseguró Gustavo Ampugnani, director ejecutivo de Greenpeace México, a través de un comunicado en la página oficial de la oenegé.

Algo que también hicieron, aunque por la vía de Twitter, otros personajes que cuestionan el uso de combustibles fósiles.

Las personas en el poder se llaman a sí mismos líderes climáticos mientras abren nuevos campos petroleros, oleoductos y plantas de energía de carbón, otorgando nuevas licencias petroleras para explorar futuros sitios de perforación petrolera. Este es el mundo que nos están dejando”, se quejó en un tuit la ecoactivista sueca Greta Thunberg.

En Estados Unidos el senador republicano Brian Babin, generó polémica tras enviar una carta a las secretarias del Tesoro y Energía exigiendo que se frene la venta de la refinería Deer Park a Pemex, para evitar un “riesgo de accidente” en suelo norteamericano.

El incendio del gasoducto submarino ocurrió el pasado viernes en la madrugada y tardó cinco horas en ser controlado; a través de un comunicado Pemex asegura que ya no hay riesgos, pero no da más detalles de lo ocurrido o la seguridad de la zona

El senador demócrata Bernie Sanders, ampliamente reconocido en el mundo por sus ideas progresistas, alentó a poner fin al uso de combustibles fósiles tras el accidente del gasoducto submarino en el Golfo de México.

Por favor, no me digan que poner fin a nuestra dependencia de los combustibles fósiles es demasiado radical, ESTO es radical”, tuiteó Sanders.

Más directo en las críticas tras el accidente, Marcelo Mena-Carrasco, ex ministro de Medio Ambiente de Chile,  expuso que la política actual de México frente al cambio climático y lo que exige, es muy deficiente.

Incendio en el mar de PEMEX también es un llamado la atención a gobierno que ha volcado sus esfuerzos hacia el petróleo, y ha dejado de tener la ambición climática que tenía antes. Es fundamental que México retome su sitial de liderazgo. Un derrame de sol y viento es inocuo”, tuiteó Mena-Carrasco.

A este señalamiento en contra de la política energética de México, se sumó también desde España el diputado por el partido Más País.

El océano en llamas en el Golfo de México por una fuga de petróleo. No es una tragedia inevitable, sino un modelo cuyo combustible es la destrucción del planeta”, tuiteó el político español acompañando su declaración con un video impactante del incendio en medio del mar.

Las críticas al modelo energético por el que apuesta el actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, basado en combustibles fósiles y desprecio por las energías limpias y renovables, no es algo nuevo.

  • Foto: AP
INFORME