Después de un año de protestas con multitudes en las calles, Hong Kong deberá plegarse a una nueva normalidad política.

China anunció el inicio de la Ley de Seguridad, un recurso que los opositores que piden democracia y libertad aseguran usará el presidente Xi Jinping para dictar prisión, con cadena perpetua, a quienes salgan a protestar contra su gobierno.

Hoy las primeras protestas no se hicieron esperar, lo mismo que la detención de al menos 180 personas, siete de ellas bajo la nueva ley, según dio a conocer el gobierno local encabezado por la primer ministra Carrie Lam.

Pese a las críticas internacionales el Parlamento aprobó la nueva Ley de Seguridad Nacional, que será incorporada a la Ley Fundamental que sirve como Constitución desde 1997, año en que Hong Kong fue entregado por el Reino Unido a China, tras pertenecer más de 150 años como colonia británica.

La primer ministro Carrie Lam aseguró que el Gobierno que dirige publicará “lo antes posible” la norma en su boletín oficial para que entre en vigor en el territorio semiautónomo, según da a conocer la agencia EFE.

Lam, anunció que le tocará presidir un Comité para la Protección de la Seguridad Nacional en Hong Kong, y que se crearán unidades especiales en la Policía y en el Departamento de Justicia para hacer cumplir la nueva ley

Los hongkoneses han vuelto a utilizar los paraguas durante algunas de las protestas recientes, para recordar el movimiento democrático de 1994.

No habrá cláusulas referidas a la retroactividad, a menos que el acto criminal sea de naturaleza continuada”, publicó el Global Times, tras referir que la nueva ley considera la cadena perpetua.

Tras una polémica internacional y señalamientos en contra de Estados Unidos y la Unión Europea, el gobierno de China decidió poner fin a las protestas multitudinarias promoviendo la nueva ley desde el Partido Comunista, algo que el Parlamento terminó por aprobar por unanimidad, con 162 votos, durante la reunión del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular.

Hemos dejado muy claro que para nosotros es muy crítico y estamos gravemente preocupados por ello (…) hemos dicho consistentemente que China se arriesgaba a consecuencias muy negativas si seguía adelante con esta crisis, incluyendo para la confianza de los negocios, la reputación de China, su percepción pública en Hong Kong y a nivel internacional. Seguimos en contacto con nuestros socios internacionales sobre este asunto y prestaremos atención cuidadosamente a cómo responder”, expuso la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante una videoconferencia tras una cumbre con Corea del Sur, reporta la AFP.

Hong Kong fue una colonia británica durante más de 150 años y desde 1997 en que se devolvió el territorio a China, con el pacto celebrado entre el Reino Unido y el gobierno chino de ese momento se pactó que la provincia tendría autonomía hasta 2047.

En 1994 estallaron las primeras protestas, durante tres meses consecutivos,  para exigir en las calles democracia y libertada de China con la llamada ‘revolución de los paraguas’.

Nuevamente en 2019 las protestas volvieron a las calles a lo largo de todo el año y en lo que va de 2020 se mantienen intermitentes, aún con la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19.

ZONA UG