¿Es posible que en el siglo XXI existan aún las hambrunas? Sí. Y son más graves que nunca. Hoy 20 millones de personas en cuatro países están sufriendo por falta de alimentos.

La hambruna en Yemen, Sudán del Sur, Somalia y Nigeria es calificada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como la peor crisis humanitaria después de la II Guerra Mundial.
Stephen O’Brien , coordinador de la ONU para Asuntos Humanitarios, subrayó una vez más la urgencia de orquestar una respuesta internacional para evitar la hambruna en Somalia, Yemen, Nigeria y Sudán del Sur, donde ya se ha declarado esa calamidad en algunas áreas.

O’Brien informó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre una visita que realizó recientemente a Yemen, Somalia y Sudán del Sur, donde observó de primera mano la gravedad de la situación, reporta la ONU en un comunicado.

O’Brien recordó que el elemento en común en los países en riesgo de hambruna es que todos viven un conflicto armado

Esto quiere decir que tenemos la posibilidad de prevenir y poner fin a la miseria y el sufrimiento. La ONU y sus socios están listos para ampliar sus operaciones, pero necesitamos acceso y recursos para hacerlo. Todo es prevenible. Es posible evitar estas crisis, para evitar estas hambrunas, para evitar estas catástrofes inminentes”, enfatizó el coordinador.

Según reporta la agencia de noticias EFE desde febrero la ONU alertó de esta grave situación que hoy está amenazado la vida de 20 millones de personas.

Nos encontramos en un punto crítico de la historia. Ya a principios de años estamos enfrentándonos a la mayor crisis humanitaria desde la creación de las Naciones Unidas. Hay más de 20 millones de personas en cuatro países que sufren inanición. Sin esfuerzos globales y coordinados, morirán de hambre (…) Para ser precisos necesitamos 4 mil 400 millones de dólares para julio y ese es un coste detallado, no una cifra para negociar“, aseguró este viernes O’ Brien ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

  • Foto: ONU