Los guatemaltecos están enfurecidos y le han prendido literalmente fuego al país. Hartos por el mal gobierno, se han echado a las calles a protestar multitudinariamente.

Las revueltas sociales contra el presidente Alejandro Giammattei han hecho que Guatemala entre a una crisis político-social. El fin de semana manifestantes le prendieron fuego al Congreso.

Giammattei no sabe qué hacer para frenar la furia social ante el aumento del presupuesto, la deuda pública y su falta de sensibilidad para atender a los pobres, la pandemia y la desigualdad social; por ello acusa que quieren derrocarlo con un ‘golpe de Estado’ y ha endurecido la represión policíaca contra los inconformes.

Los diputados aprobaron este año un endeudamiento público por más de 3 mil 800 millones de dólares para atender la pandemia, pero apenas un 15 % de ese dinero llegó a los guatemaltecos, según registran medios locales como Prensa Libre, además que para el 2021 el presupuesto general ha crecido un 25 % más que el de este año.

Aunque de los 12 mil 800 millones de dólares de ese presupuesto general para gastar en 2021, Giammattei se olvidó de los pobres. No hay aumentos en Salud, Educación, ni apoyos para combatir la pobreza y la desnutrición infantil, pero sí hay un aumento exagerado en la construcción de obras con alianzas en el sector privado.

Las protestas del fin de semana contra el gobierno guatemalteco culminaron el sábado con cientos de encapuchados quemando el edificio del Congreso, mientras poco más de 10 mil personas protestaban frente al Palacio Nacional de Cultura, sede del gobierno de Giammattei

Aspecto de las protestas de este domingo en Guatemala.

Los actos de violencia sistemática en contra de las instituciones nacionales, de las que hemos sido testigos todos los guatemaltecos en los últimos días, no representan formas legítimas de ejercer la libertad de expresión (…)

Es por eso que el Presidente (Giammattei) ha pedido el día de hoy a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos -OEA- para hacer valer ante éste la Carta Democrática Interamericana”, es parte del comunicado oficial que emitió este domingo el Gobierno de Guatemala para solicitar la intervención de la OEA ante la crisis socio-política.

Ayer nuevamente las protestas sacudieron las calles de la capital de Guatemala donde miles volvieron a manifestarse para exigir la renuncia de Giammattei, quien ha solicitado al Congreso el presupuesto más grande en la época contemporánea, pero se ha olvidado de destinar apoyos suficientes a los pobres y a combatir la desigualdad, lo que hizo estallar las revueltas.

La furia social contra la falta de apoyos a los pobres, ha llevado incluso al vicepresidente Guillermo Castillo, a reclamar desde el viernes pasado la dimisión de Giammattei, un presidente de corte conservador, ante el abuso de aumento de deuda y dinero hacia corporaciones privadas.

Otros factores que han desencadenado las revueltas sociales es la indignación ante la falta de transparencia del dinero público para atender la pandemia de Covid, así como el nombramiento de un joven político cercano a Giammattei, para que ocupe una nueva supersecretaria nacional con recursos a raudales.

En la carta pública envidada ayer a la OEA, Giammattei resume que su petición busca que se genere un diálogo entre las diversas fuerzas políticas para que se asegure el orden democrático constitucional en el país.

  • Fotos: DPA/El Periodico