La Fiscalía General de la República (FGR) informó ayer, a través de un comunicado oficial, sobre la vinculación a proceso de dos ex funcionarios federales ligados al caso de la Guardería ABC donde murieron calcinados 49 niños.

La panista Carla Rochín Nieto, ex coordinadora nacional de Guarderías del IMSS, y Sergio Salazar Salazar, ex director de prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, tienen ya prisión preventiva. La Fiscalía General de la República (FGR) los acusa de lesiones y homicidio culposo en modalidad de comisión por omisión.

Rochín Nieto, una panista salmantina, se desempeñaba actualmente como directora de la asociación civil Guanajuato Patrimonio de la Humanidad hasta que fue detenida por elementos de la FGR el pasado 9 de noviembre en Guanajuato.

La panista que hoy está en prisión, fue diputada federal en el periodo 2003-2006 y muy cercana a Margarita Zavala, quien la abandonó a su suerte.

Una vez iniciada la carpeta de investigación correspondiente y realizados los actos de investigación y diligencias que el Ministerio Público Federal (MPF), consideró necesarios, determinó ejercitar acción penal en contra de Sergio ‘S’ y Carla ‘R’, director de Prestaciones Económicas y Sociales y coordinadora Nacional de Guarderías, respectivamente, cargos directivos al interior del IMSS, que ostentaron dichos servidores públicos.

Por considerar que fueron omisos en cumplir con los deberes que les imponían las normas y lineamientos que regulaban el servicio de guarderías, y que de haberlos atendido probablemente se hubiera evitado el incendio de la Guardería ABC, o minimizado el riesgo de que éste ocurriera, con lo que también pudo haberse evitado la muerte de los menores de edad y las lesiones de los menores y adultos afectados”, expone la FGR sobre los motivos para exigir la prisión preventiva que fue aceptada por una jueza de Hermosillo, Sonora.

El incendio de la Guardería ABC ocurrió el 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora y terminó con la muerte de 49 niños, además de que otros 43 menores de edad y algunos adultos resultaron lesionados con quemaduras graves

Los reclamos por justicia para castigar las omisiones que provocaron la tragedia donde murieron calcinados 49 niños en Hermosillo, Sonora persisten desde el año 2009.

Luego de la tragedia se descubrió que el lugar no cumplía con las reglas de operación y seguridad, además que el sitio era operado por Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, prima de Margarita Zavala, esposa del entonces presidente Felipe Calderón. El juez segundo de distrito con sede en Hermosillo Sonora le otorgó un amparo a la prima de la entonces pareja presidencial y evadió la prisión.

Cuarenta y seis días luego de lo ocurrido en la Guardería ABC el entonces director del IMSS, Daniel Karam Toumeh, decidió destituir a Rochin Nieto y a Salazar Salazar. Desde entonces gozaron de libertad.

En mayo de 2016 finalmente Raúl Martínez Martínez, juez primero de Distrito en Sonora, resolvió dictar prisión, con penas de 20 y hasta 29 años de prisión, y pago de multas económicas para la reparación del daño al menos contra 19 personas y funcionarios involucrados en el caso de la Guardería ABC; entre ellos Arturo Leyva, delegado estatal en Sonora del IMSS, además de la representante legal y al secretario del Consejo de Administración de la Guardería ABC, además de diversos funcionarios municipales.


El fallo judicial fue recurrido por las vías legales correspondientes y actualmente ésta por resolverse en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sin embargo, el reclamo social de una justicia efectiva que incluyera a funcionarios de alto nivel seguía vigente e incumplido”, resumió ayer la FGR sobre el caso.

  • Fotos: Parlamento Latinoamericano/Especial
INFORME