El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, que celebra su 43 reunión en Bakú, Azerbaiyán, eligió ocho obras del arquitecto norteamericano para su protección y preservación.

La UNESCO determinó que al menos ocho obras de la arquitectura orgánica desarrollada por Frank Lloyd Wright, en el siglo XX,  son ahora parte del patrimonio mundial. Lloyd es autor del famoso Museo Guggenheim de Nueva York.

Además del Guggenheim se eligió la Casa de la Cascada en Fallingwater, el Templo Unitario, la Casa Robie, la Casa Taliesin, la Casa Jacobs en Wisconsin, la Casa Malva en California y la casa-taller del arquitecto en Taliesin, Arizona, de entre 400 diseños arquitectónicos de Lloyd, bajo el título de La arquitectura del siglo XX de Frank Lloyd Wright.

“Cada uno de estos edificios ofrece soluciones innovadoras a las necesidades de vivienda, culto religioso, trabajo u ocio. El trabajo de Wright de este período tuvo un fuerte impacto en el desarrollo de la arquitectura moderna en Europa”, describe el comité de Patrimonio Mundial en su nota declaratoria.

El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO celebró en la obra de Lloyd ‘un plano abierto, un desenfoque de los límites entre el exterior y el interior y el uso sin precedentes de materiales como el acero y el hormigón

La casa de la cascada, una de las obras más emblemáticas de Lloyd.

Lloyd fue un innovador al iniciar la construcción con hormigón armado e instalaciones eléctricas al descubierto como parte del diseño, además de construir viviendas de bajo costo y con materiales naturales durante la Gran Depresión, tras el crack financiero de Wall Street en 1929.

Un hogar estadounidense será un producto de nuestro tiempo, espiritual y psíquicamente. Será una gran obra de arte, respetada en todo el mundo, por su integridad, su valor real“, dijo Lloyd en ese entonces a propósito de su obra, que ya forma parte de una lista de 1 mil 92 sitios declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO.

  • Fotos: Shutterstock/