La Fiscalía General de la Ciudad de México, a cargo de Ernestina Godoy, acusó formalmente al menos a 10 exfuncionarios por la caída de la Línea 12 del metro que dejó 27 muertos y 79 heridos.  Los acusan de homicidio, lesiones y daño a la propiedad.

La Fiscalía va, entre otros, por el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera -hoy senador del PRD-, Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro, Jorge Gaviño, exdirector del Sistema de Transporte Colectivo, el actual secretario de Obras, Antonio Esteva, y la exdirectora del Metro, Florencia Serranía.

El principal promotor e impulsor de la obra siendo jefe de Gobierno de la Ciudad de México, el morenista y actual canciller Marcelo Ebrard -aspirante presidencial a la elección de 2024-, no está entre los señalados. Ebrard se autoexilio en París, Francia  al conocerse de corrupción y fallas en la obra durante el gobierno de su sucesor Miguel Ángel Mancera.

Tampoco se señala a la actual jefa de Gobierno, la morenista Claudia Sheimbaum -también aspirante presidencial a la elección de 2024-, quien no otorgó mantenimiento de la obra, ni ordenó revisión alguna, pese a los reportes de fallas un año antes del colapso.   

¿Por qué razón pretenden juzgar a nuestros representados, si lo que estaba diciendo la Fiscalía en su argumento toral es que es un tema de los pernos Nelson? ¿A caso nuestros clientes, el director de Proyecto Metro, el ingeniero Horcasitas, colocó los pernos? ¿A él le tocaba esa función? Por supuesto que no. La Fiscalía de la Ciudad de México está usando el argumento más arcaico que existe en el ámbito penal: el de la venganza. Esto es una persecución política”, denunció el abogado Gabriel Regino, que defiende a Horcasitas y otros cuatro ex funcionarios, en conferencia de prensa.

La caída de la Línea 12 del metro en la Ciudad de México ocurrió el pasado 3 de mayo y dejó un saldo de 27 personas muertas y 79 heridos; a cinco meses de lo ocurrido, el gobierno de Sheinbaum no ha concretado ninguna indemnización a los heridos o familiares de los fallecidos

La caída de la Línea 12 del metro ha sido utilizada por Morena como pretexto para ajustar venganzas políticas.

Hace una semana la Fiscalía General de la Ciudad de México presentó un último informe donde concluye, grosso modo, que el colapso ocurrió por las fallas en la colocación de los llamados pernos Nelson -para fijar la estructura-. Aunque desde meses atrás ya anticipaba que la culpa del desplome de la Línea 12 era responsabilidad de obreros y supervisores de la obra.

También, desde la Cámara de Diputados el partido Morena -con mayoría- anticipó que de los políticos responsables sólo había uno: Miguel Ángel Mancera. Eximiendo por anticipado a Ebrardo y Sheinbaum. Además los diputados federales de Morena votaron en contra de la creación de una comisión investigadora para deslindar responsabilidades.

Una investigación del diario The New York Times dejó al descubierto que tanto Ebrard como el magante Carlos Slim estaban implicados como posibles responsables del colapso al utilizarse material barato en la construcción, asignada por el gobierno de Ebrard a una empresa de Slim. Tras el reportaje Slim asumió públicamente pagar los costos para reparar el daño.

Un peritaje encargado a la empresa noruega DNV, tras el colapso de la Línea 12, reveló que desde el año 2019 el gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Obra, ya sabía de los daños en la obra. Y no hizo nada.

NAVIDAD