A medio año de la extradición de Emilio Lozoya, ex director de Pemex bajo el mandado de Enrique Peña Nieto, el caso sigue empantanado y la Fiscalía General de la República (FGR) no ha podido comprobar los dichos de Lozoya que goza de plena libertad.

La FGR presentó una demanda contra el ex senador panista José Luis Lavalle Maury por cohecho, lavo de dinero y asociación delictuosa, según lo dicho por Lozoya que lo implica en una red de corrupción con 70 políticos más. Lavalle ha sido llamado a declarar el 26 de febrero.

Aunque la FGR busca imputar al ex senador panista, difícilmente podrá verlo en la cárcel de inicio, pues al ser señalado por delitos que no ameritan prisión preventiva Lavalle podría seguir el proceso en libertad tras pagar una fianza.

El ex Director de Pemex acusó en una denuncia formal -en agosto de 2020- al ex presidente Enrique Peña Nieto, el ex secretario de Hacienda Luis Videgaray, a los ex candidatos a la Presidencia de México, Ricardo Anaya, del PAN, y José Antonio Meade, de PRI, y un largo etcétera, de estar coludidos. Pero la FGR no ha podido demostrar nada de lo dicho por Lozoya, con quien pactó su inmunidad a cambio de información.

Lavalle será citado por un juez de control el próximo 26 de enero en el Reclusorio Norte para que responda por las acusaciones de la FGR y Lozoya, y es el primer político acusado formalmente por pertenecer a una gran red de sobornos y ‘transas’

Emilio Lozoya, para no pisar la cárcel,  ha inculpado a 70 políticos de diversos partidos en una red de corrupción. Hasta el momento la FGR no ha podido llevar a nadie a prisión por falta de pruebas.

De acuerdo al fiscal general Alejandro Gertz Manero en el caso Lavalle “y otros” existen los “elementos suficientes” para poder inculparlo. El ex senador panista por Campeche fue uno de los implicados en la negociación de la reforma energética que impulsó el ex presidente Enrique Peña Nieto.

Nosotros hemos tratado, hasta donde ha sido posible, en no convertir a la Fiscalía, que es autónoma, en un órgano que esté dedicado a litigar mediáticamente, pero si tenemos que resolverlo, lo vamos a hacer (…)

Tenemos que decir la verdad y la vamos a decir, conforme vayamos estableciendo la estructura y la solidez del caso, vamos a continuar con los demás”, declaró Gertz Manero esta semana.

Mientras ello ocurre Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, sigue libre y departiendo con buenos vinos tranquilamente en su casa desde hace seis meses.

La FGR no ha podido encarcelar a nadie desde la aparatosa extradición de Lozoya hace medio año.

P