Facebook enfrenta un primer golpe directo por parte de usuarios de Australia, irritados por sus políticas restrictivas.

El boicot #FacebookDelete (Borra Facebook) gana fuerza no sólo en Australia, sino el mundo, ante la negativa de la compañía de Mark Zuckerberg para leer y compartir noticias en los muros, lo que ha desatado una insurgencia de millones de usuarios contra la red social.  

El origen del conflicto radica en el proyecto de una nueva ley australiana que obligará a Facebook y otras redes a pagar una tarifa a todos los medios de comunicación por transmitir el contenido de sus noticias. La empresa de Zuckerberg decidió entonces, de antemano, prohibir todos los contenidos noticiosos.

Tras asumir el bloqueo de noticias, Facebook enfrenta ahora un rechazo que se ha vuelto internacional, e incluso ex trabajadores de la red con más usuarios en el mundo, como el ex director ejecutivo para Australia y Nueva Zelanda, Sthepen Scheeler, han llamado a cerrar las cuentas como protesta.

No debería haber sucedido. Pero lamentablemente lo hizo. Pero no hay buenas respuestas. Si eres Rio Tinto (empresa minera) y explotas un sitio sagrado aborigen, hay consecuencias, la gente pierde sus trabajos. Pero en Facebook nadie pierde su trabajo (…) Soy un orgulloso ex Facebook, pero con los años me exaspero cada vez más. Para Facebook y Mark se trata demasiado del dinero y el poder, y no de lo bueno”, afirmó Scheeler en entrevista al diario The Australian.

Los usuarios australianos han desarrollado las etiquetas #deletefacebook, #FacebookWeNeedToTalk y #BoycottZuckerberg, que ganan apoyo en el mundo al tiempo que millones han eliminado su cuenta de Facebook como protesta

Captura de pantalla de uno de los medios más populares en Australia, bloqueado por Facebook desde ayer.

La empresas de medios australianas también han tomado medidas como represalia ante la actitud de Facebook, y muchos se han organizado para cancelar la publicidad, pues la prohibición incluso se ha extendido a grupos comunitarios y deportivos, servicios de emergencia y grupos de padres, incluidos AFL Women’s, el Departamento de Bomberos y Servicios de Emergencia y la Oficina de Meteorología.

Como propietario de múltiples negocios e involucrado activamente con numerosos grupos y organizaciones con un historial de publicidad a través de Facebook, me comprometo a cesar de inmediato toda la publicidad paga. A todos los empresarios australianos, los desafío a que hagan lo mismo con sus presupuestos publicitarios”, llamó ayer Jared Fitzclarence, fundador y director de Karratha KAW Engineering, según reporta The West Australian.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, declaró ayer que el país “no se dejará intimidar” por Facebook.

Morrison ha ido más lejos y anunció que ha iniciado charlas con su homólogo de la India, el premier Narendra Modi, para que se respalde a Australia en su cruzada para encabezar una cruzada mundial para regular al gigante tecnológico.

Pueden estar cambiando el mundo, pero eso no significa que deban dirigirlo”, resumió Morrison, según registra The Sidney Morning Herald

Horas luego del escándalo mundial, Facebook reculó y abrió nuevamente algunas de las páginas que había bloqueado, además de fijar postura.

La ley introducida en Australia falla en reconocer la naturaleza de la relación entre nuestra plataforma y los medios. Al contrario de lo que algunos sugirieron, Facebook no roba contenido noticioso. Los medios eligen publicar sus noticias en Facebook porque encuentran nuevos lectores, consiguen suscriptores y mejoran sus ingresos. Los medios no usarían Facebook si no contribuyera a su rentabilidad”, justificó Campbell Brown, representante de relaciones con los medios de Facebook, a través de un comunicado.

  • Ilustración: Especial
P