La persistencia del gobierno de Australia y el repudio de millones de usuarios que cancelaron sus cuentas en la red más popular del mundo, obligaron a Facebook a recular en sus intenciones de censura.

El Parlamento de Australia aprobó ayer una ley histórica que obliga a compañías como Facebook o Google, entre otros, a pagar a los medios de comunicación por el uso de sus contenidos noticiosos.

“(La ley) garantizará que los medios de comunicación reciban una remuneración justa por los contenidos que generen, lo que ayudará a mantener al periodismo de interés público en Australia“, anunció en un comunicado el ministro del Tesoro de Australia, Josh Frydenberg, según reporta la agencia AFP.

Hace una semana el boicot #FacebookDelete (Borra Facebook) ganó fuerza no sólo en Australia donde nació, sino el mundo, ante la negativa de la compañía de Mark Zuckerberg para permitir a los usuario el leer y compartir noticias en sus muros, en un intento por evadir la ley que se aprobó ayer.

A la presión del gobierno australiano, se sumaron medios de comunicación que retiraron publicidad en Facebook, lo mismo que millones de usuarios, obligando a la compañía de Mark Zuckerberg a recular, ofrecer disculpas y volver a permitir que las noticias se compartan.

A manera de disculpa Facebook anunció que invertirá, en los próximos tres años, al menos 1 mil millones de dólares para apoyar el periodismo; mientras, varios países estudian aplicar la ley australiana

Imagen que muestra el boqueo de noticias que hizo Facebook para tratar de deslindarse ante la nueva ley. Al final reculó y ahora pagará a los medios de comunicación en Australia por beneficiarse de sus contenidos.

La nueva ley de pago por contenidos periodísticos, nació en Australia tras un análisis de  la Comisión Australiana de Competencia y Consumo que observó el desequilibrio de los ingresos publicitarios en la red frente a los de los medios de comunicación cuyo contenido se publica en Facebook.

Grosso modo la nueva legislación obliga a las empresas tecnológicas a negociar con los medios una contraprestación por los contenidos periodísticos que se publican en sus plataformas.

Ya hemos invertido 600 millones de dólares desde 2018 para respaldar a la industria de los medios de comunicación y prevemos invertir al menos 1.000 millones más en los tres próximos años”, escribió este miércoles en su blog Nick Clegg, responsable de asuntos mundiales de Facebook.

El asunto no es menor cuando países como Canadá, Reino Unido, Francia y la India se han acercado al primer ministro australiano Scott Morrison, para conocer los detalles de la nueva ley con el fin de aplicarla también.

Por lo pronto Facebook y Google ya se sentaron a negociar con los medios de comunicación más importantes de Australia a fin de llegar a un acuerdo para negociar sobre los montos de los pagos a los que ahora están obligados.

El presidente del grupo mediático australiano Nine, Peter Costello, dijo en mayo pasado que Google y Facebook generan unos ingresos publicitarios de unos 6 mil  millones de dólares australianos (3 mil 859 millones de dólares estadounidenses), y que aproximadamente el 10 por ciento de esa cifra es el resultado del contenido de las noticias, según ha registrado la agencia EFE.