Las nuevas formas de protesta integran ahora al ecoactivismo, un nuevo reclamo general contra el calentamiento global y la falta de acción gubernamental para frenarlo.

Extinction Rebellion (Rebelión contra la extinción) tomó ayer las calles de Londres, Madrid, Nueva York, Amsterdam, Ciudad del Cabo, Sidney, Berlín y otras grandes urbes mundiales para protestar por el cambio climático. Miles de manifestantes fueron detenidos durante la jornada de protestas.

“(Somos) un movimiento de masas que utiliza la desobediencia civil no violenta para pedir al Gobierno que actúe contra la extinción masiva“, declaró a EFE la activista y portavoz del grupo en el Reino Unido, Robin Boardman.

Extinction Rebellion protesta además por la acidez y contaminación de los océanos, la crisis alimentaria y la destrucción de la biodiversidad. El grupo que nació en el Reino Unido en 2018 se ha convertido en una plataforma mundial –a la manera de Greenpace- para reclamar por los derechos ambientales y el freno a la destrucción de la naturaleza.

La convocatoria de Extinction Rebellion plantea ocupar por dos semanas las calles de Londres; los ecoactivistas llevan desde abril de este año protestando masivamente en el Reino Unido.

Muchos de los activistas utilizan vestimentas azul, café y rojo para simbolizar las inundaciones, la desertificación y los incendios, el impacto del calentamiento global

Aspecto de las protestas de Extinction Rebellion en Madrid.

En Berlín los manifestantes colocaron una especie de Arca de Noé para simbolizar la extinción de especies, mientras que en N ueva York los manifestantes, con sangre artificial en el cuerpo,  se tiraron al piso a los pies del Toro de Wall Street,  la simbólica estatua del sector financiero y el mundo capitalista.

Queremos mostrar lo urgente que es la situación. Estamos en una crisis ecológica (…) Extincition Rebellion no sólo deja la protesta a los niños y jóvenes. Confiamos en los medios de desobediencia civil. Así que nada de violencia, pero los bloqueos de calles y la ocupación de los edificios del gobierno son medios legítimos para nosotros “, dijo Claire Wordly, profesora en la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y activista de Extinction Rebellion, en entrevista para la DW.

Este movimiento aglutina mayoritariamente a adultos, en contraparte con el llamado Viernes para el Futuro que encabeza la joven sueca Greta Thunberg.

Extinction Rebellion considera al menos 60 acciones durante los próximos quince días en varias ciudades del mundo.

Las acampadas se mantendrán de forma indefinida, y son una acción coordinada en ciudades de más de 60 países”, aseguró en Madrid, Nicolás Eliades, miembro del colectivo Extinction Rebellion en entrevista al diario El País.