Enrique Benjamín Solís Arzola, ex alcalde priísta de Silao, admitió que ordenó una golpiza a la periodista Karla Silva Guerrero. Lo sentenciaron a 2 años de prisión y al pago de una multa por 3 mil 500 pesos.

Solís Arzola, se convirtió en el primer funcionario público del país en ser castigado con prisión por ordenar una agresión en contra de una periodista. Pero es sólo un simbolismo. El mismo día que le dictaron sentencia, salió libre tras pagar una fianza por casi 15 mil pesos.

El 4 de septiembre de 2014 tres personas irrumpieron en las oficinas del diario El Heraldo y golpearon a Karla Silva y amenazaron con un cuchillo a su compañera Adriana Palacios

Karla Silva tras la agresión.

El ataque ocurrió porque Solís Arzola estaba molesto a raíz de varias publicaciones con críticas a su actuación como Alcalde, que hizo la reportera de El Heraldo. Los agresores robaron además los teléfonos celulares de ambas mujeres y computadoras de la oficina.

Meses luego fueron capturados y confesaron que el entonces Alcalde de Silao había ordenado la agresión, a través del director de Policía Nicasio Aguirre Guerrero y el ex jefe de la misma corporación Jorge Alejandro Fonseca Durán. Todos están hoy en prisión.

En la audiencia, donde estuvieron presentes Karla y Adriana, tras admitir que había ordenado el ataque Solís Arzola ofreció disculpas

Y aunque fue condenado a 2 años de prisión, Solís Arzola salió libre bajo fianza; le quedaban 8 meses más en prisión, pues tenía 1 año y 4 meses preso, luego que le decretaron prisión preventiva en marzo de 2016.

Durante dos años Solís Arzola no podrá ejercer algún cargo público, según determinó la juez María Eugenia Chávez Orduña.

El fin de semana Solís Arzola pagó un desplegado público donde ofrece disculpas por el hecho.

  • Foto: Especial