Ayer Estados Unidos se convirtió en el país más dañado por la pandemia de Covid-19.

Estados Unidos se ha visto humillado como primer potencia mundial por la deficiente política de Donald Trump para enfrentar la pandemia. Suma más de 100 mil muertos y 1.7 millones de contagios, acumulando un tercio de los casos de Covid-19 en el mundo.

Se han perdido casi 100 mil vidas y decenas de millones están sin trabajo. Mientras tanto, el presidente pasó su día jugando al golf”, tuiteó ayer Joe Biden, candidato demócrata que competirá con Trump en las elecciones presidenciales de este año.

Las muertes y contagios aumentarán hasta en un 31 %, según estima el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud de la Universidad de Washington que prevé que en agosto se rebasen las 131 mil muertes.

Los cálculos del centro de seguimiento de la universidad Johns Hopkins señalan que alrededor del 6% de los 1.7 millones de personas que han contraído Covid-19 en Estados Unidos han muerto.

Los países más afectados por la pandemia de Covid-19 después de Estados Unidos son: Brasil, con 391 mil 222 casos, Rusia con 370 mil 680, Reino Unido, con 268 mil 616 casos de contagios

En contraste con el aumento de muertes, este fin de semana miles de personas en Estados Unidos olvidaron la pandemia y salieron a divertirse.

Pese a la adversidad de las cifras, este fin de semana las redes se saturaron con imágenes de aglomeraciones de gente en las playas y otros sitios públicos sin cubrebocas o sana distancia. Y el lunes dio inicio, con la conmemoración nacional del del Día de los Caídos, la primera fase de la reapertura de actividades en 27 de los 50 estados norteamericanos.

Las molestias por el prolongado confinamiento comenzaron en abril con protestas en las calles, incluso con hombres armados, y desde entonces el país ha comenzado a abrir gradualmente sus actividades.

Aunque en 24 de los 50 estados del país la epidemia está todavía fuera de control según estima un estudio del Imperial College de Londres.

El diario The Washington Post abrió ayer su artículo de primera plana con un lacónico y demoledor encabezado: “100,000 muertes”.

El marcador de 100,000 muertes se produce menos de tres meses después de que el primer estadounidense falleciera. Las personas más devastadas son aquellas cuyo sufrimiento a menudo no se ve: ancianos, afroamericanos y trabajadores pobres”, registra el Post en el primer párrafo del artículo firmado por Marc Fisher.

De viaje por Florida, a donde acudió para presenciar el lanzamiento de una nave espacial de la empresa SpaceX con dos ex astronautas de la NASA con rumbo a la Estación Espacial Internacional -que terminó por posponerse debido al mal tiempo-, Trump lejos de hablar sobre las muertes reventó contra la compañía Twitter Inc.

Los republicanos sienten que las plataformas de redes sociales silencian totalmente las voces conservadoras. Los regularemos enérgicamente o los cerraremos antes de que podamos permitir que esto suceda. Vimos lo que intentaron hacer y fracasaron en 2016. No podemos dejar que una versión más sofisticada de eso …

“…Vuelva a pasar. Al igual que no podemos permitir que las boletas por correo a gran escala se arraiguen en nuestro país. Sería gratuito para todos los engaños, falsificaciones y robos de papeletas. Quien engañara más ganaría. Del mismo modo, las redes sociales. Mejoren su comportamiento. AHORA !!!!”, fue lo tuiteado por Trump la tarde de ayer, un día después de que Twitter Inc agregó un advertencia a dos tuits del Presidente de Estados Unidos para que los lectores verifiquen sus afirmaciones.

Avanzando