El caso Lozoya-Alonso adquiere un nuevo elemento de intrigas y repercusiones legales en el escándalo de corrupción por la compra de Pemex de una empresa que era pura chatarra. La trama implica ahora al ex presidente Enrique Peña Nieto.

Un documento entregado al Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Securities Exchange Comission implica a Peña Nieto en la trama de sobornos en Pemex para comprar la empresa Fertinal, acto por el cual el empresario Alonso Ancira está preso y Emilio Lozoya prófugo de la justicia, reveló el diario El Universal.

El pago excesivo fue posible gracias a la aprobación de la transacción, mediante el soborno —a Peña Nieto— que el accionista mayoritario de Fertinal, el empresario italiano Fabio Massimo Covarrubias Piffer, pagó usando el fideicomiso 470, que se creó para formalizar la operación de compra-venta. Ese fue el mecanismo por el cual se pagó el soborno”, se expone en parte del documento que entregó a las autoridades judiciales de Estados Unidos un informante secreto.

La compra de la empresa Fertinal ocurrió en 2015 y fue por un monto de 635 millones de dólares; pese a que estaba en quiebra y tenía una deuda de 264 millones de dólares, según reveló la Auditoría Superior de la Federación

Peña y Lozoya en los tiempos felices.

Rechazo categóricamente las falsas imputaciones en mi contra, publicadas esta mañana en distintos medios y atribuidas a un supuesto informante. No es la primera vez que se pretende inculparme de mala fe y sin fundamento alguno. Por supuesto, mienten”, tuiteó Peña Nieto al estallar el nuevo escándalo.

Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue parco y apenas señaló que si Enrique Peña Nieto está involucrado y se demuestra, será tratado como el resto de los implicados.

A todos (se les dará trato igual), no puede haber impunidad (…) Esa es una regla general, es muy difícil que el presidente de la República no se entere de un negocio de esa magnitud”, declaró AMLO ante los cuestionamientos de la prensa en su conferencia matutina.

En tanto, el abogado de Lozoya, Javier Coello, dijo que tiene los documentos que acreditan que la compra de la empresa Fertinal a Altos Hornos de México –pese a ser pura chatarra- fue avalada por el Consejo de Administración de Pemex, por lo que está solicitando se cite a declarar también al ex presidente Enrique Peña Nieto.

En entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva, esta mañana en Radio Fórmula, Coello aseguró que quienes autorizaron los créditos para comprar Fertinal fueron Nacional Financiera y el Banco de Comercio Exterior

El otrora poderoso empresario Alonso Ancira, el único preso por la trama de corrupción.

Hay que citar a Enrique Peña Nieto, hay que citar a Luis Videgaray porque era el presidente del Consejo de Administración de los bancos, pero no sólo agarrar a Emilio Lozoya como ‘chivo expiatorio’ ”, expuso el polémico abogado que apenas ayer declaraba que a su cliente, Emilio Lozoya, no lo iban a encontrar, toda vez que le fue retirado el amparo del que gozaba. Ahora es prófugo de la justicia.

La desesperación de Emilio Lozoya lo ha llevado a está esperar un nuevo amparo para no perder su residencia en el lujoso complejo Lomas de Bezares; mansión que le fue entregada en el retorcido entramado de sobornos, a través de triangulaciones de dinero.

Su hermana, Gilda, también vinculada al lavado de dinero y la cadena de sobornos, ya perdió también la protección del amparo y puede ser detenida en cualquier momento.

En la trama de sobornos y complicidades las investigaciones de la Fiscalía General, que encabeza Alejandro Gertz Manero, apunta además a los ex secretarios Pedro Joaquín Coldwell, de Energía, y Juan José Guerra Abud, de Semarnat. Además de varios subsecretarios del sexenio de Peña Nieto.

Actualmente el único preso es el empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, empresa vinculada a la compra de Fertinal. Ancira, cómplice de Lozoya en la trama de corrupción, fue capturado el mes pasado en España, donde permanece preso en espera de la extradición a México.