La Asamblea General de la ONU se convirtió ayer en la antesala de un eventual apocalipsis nuclear, luego del anuncio de Estados Unidos para reiterar que si Corea del Norte persiste en lanzar misiles será destruida.

Si Corea del Norte mantiene su temeraria conducta, los Estados Unidos deberán defenderse y defender a sus aliados, Corea del Norte será destruida; es algo que ninguno de nosotros quiere, no queremos la guerra”, advirtió Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, a través de la cadena de noticias CNN.

En días pasados el Consejo de Seguridad de la ONU aceptó por unanimidad imponer, por octava ocasión, nuevas sanciones económicas al régimen de Pyonyang tras la presión de Estados Unidos y como respuesta Corea del Norte lanzó un misil que sobrevoló Japón.

El dictador norcoreano Kim Jong-un comenzó una escalada de provocaciones desde que Trump asumió el poder

Con las sanciones impuestas a Corea del Norte, éste país tiene ahora 30 % menos de petróleo y un 90 % menos de comercio internacional con la aprobación de China y Rusia, hasta hace unos días aliados del régimen de Pyongyang.

Queremos ser responsables y agotar todas las vías diplomáticas. Pero si esto no funciona, el jefe del Pentágono, el general Jim Mattis, se hará cargo del asunto”, enfatizó ayer la Embajadora Haley.

En su cuenta de Twitter, ayer Donald Trump hizo una pequeña burla sobre Kim Jong-un al que ‘bautizó’ como “hombre-cohete

Anoche hablé con el Presidente Moon de Corea del Sur. Le dije que cómo iba el ‘Hombre Cohete’. Se están formando largas líneas de gas en Corea del Norte. ¡Muy mal!”, escribió Trump en su cuenta.

La tensión mundial ante una eventual guerra nuclear vuelve a estar vigente. Aunque Estados Unidos asegura que no quiere guerra, ha dejado en claro que va a destruir a Corea del Norte, de ser necesario. La cuestión es que Corea del Norte tiene armamento nuclear también y las consecuencias de una guerra nuclear no están calculadas aún.