Los ojos del mundo vuelven a posarse en España que anuncia nuevas restricciones de movilidad ante los rebrotes de Covid.

Al menos 850 mil personas que habitan en Madrid no pueden moverse con libertad a partir de ayer. La entrada y salida restringida en 37 barrios ha encendido las protestas, pero el gobierno no dará marcha atrás ante el aumento de casos de Covid por rebrotes.

Ahora, como al inicio de la pandemia en Italia, los madrileños que habitan en las 37 zonas restringidas deberán portar un documento oficial para justificar su entrada y salida de sus hogares. Sólo podrán salir a trabajar, por motivos médicos o escolares.

Las autoridades anunciaron que a partir del miércoles comenzarán a multar a todos aquellos que no acaten las medidas de restricción, además de regresar a los controles aleatorios y disuasivos -un eufemismo para la prisión-.

España alcanzaba hasta este lunes 671 mil 468 casos de contagios y 30 mil 663 muertes por la pandemia de Covid, ocupando el octavo lugar mundial en contagios y el noveno en muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins

Las restricciones de movilidad han vuelto a la capital de España. 37 barrios de Madrid estàn bajo ‘cuarentena’ ante el aumento de contagios.

El presidente español Pedro Sánchez y la alcaldesa de Madrid, Isabel Díaz, ambos rivales políticos, han dejado de lado sus diferencias, pleitos y acusaciones mutuas por el mal manejo de la pandemia, para emitir un llamado a la unidad durante el anuncio oficial, solicitando a la población su cooperación para frenar el aumento de contagios.

El virus no entiende de ideologías”, resumió el Presidente Sánchez, según reporta La Vanguardia.

Las medidas de restricción se aplicarán durante dos semanas y si hay una disminución de los contagios, se levantarán las restricciones. Aunque los espacios públicos serán cerrados, los bares y restaurantes permanecerán abiertos con una capacidad de operación al 50 %.  

Tenemos la impresión de que se están burlando de nosotros: podemos seguir yendo a trabajar en otras zonas que no están confinadas pese al riesgo de aumentar los contagios, y también podemos infectarnos dentro de nuestra zona”, denunció en entrevista a la AFP, Bethania Pérez, una enfermera de 31 años, durante una manifestación contra las medidas.

OCT 2