El gobierno de Joe Biden plantea una revolución energética en un lapso de 29 años, al perfilar que el 45 por ciento de la energía eléctrica para el año 2050 se obtenga a través del Sol.

La medida forma parte del Plan de Inversión en Infraestructura y Empleos que ha presentado este año Joe Biden, donde se estima que en 2030 se logre que el 40 por ciento del total de la energía eléctrica en el país sea producida por paneles solares, y en 2050 se llegue a un 45 por ciento.

Jennifer Granholm, secretaria de Energía, informó del proyecto -que aún falta apruebe el Congreso para otorgarle financimiento- a través de un comunicado, ampliando que además se generaran hasta 1.5 millones de empleos sin aumentar los precios de la energía.

La apuesta de Biden responde a los desafíos que enfrenta el mundo ante el cambio climático provocado por el calentamiento global; actualmente sólo el 3 por ciento de la electricidad que se utiliza en Estados Unidos se logra con paneles solares

El uso de paneles solares para producir energía eléctrica gana cada día más apoyo ante los efectos del cambio climático.

Lograr este futuro brillante requiere un despliegue masivo y equitativo de energía renovable y fuertes políticas de descarbonización, exactamente lo que se establece en la Ley bipartidista de Inversión en Infraestructura y Empleos y en la agenda Build Back Better del presidente Biden (…)

El Estudio de Futuros Solares, elaborado por el Laboratorio Nacional de Energía Renovable del DOE, muestra que, para 2035, Estados Unidos necesitaría cuadriplicar sus adiciones anuales de capacidad solar y proporcionar 1,000 GW de energía a una red predominantemente renovable. 

Para 2050, la energía solar podría proporcionar 1.600 GW en una red sin carbono, produciendo más electricidad de la que se consume en todos los edificios residenciales y comerciales del país en la actualidad. La descarbonización de todo el sistema energético podría generar hasta 3000 GW de energía solar para el 2050 debido al aumento de la electrificación en los sectores del transporte, los edificios y la industria”, aseguró Granholm en el comunicado.

  • Ilustración y foto: Especial
INFORME