El cambio de gobierno en Bolivia se perfila bajo un inédito proceso electoral marcado por la pandemia y las nuevas tecnologías.

El arranque de las campañas electorales en Bolivia, rumbo al cambio de gobierno pactado por el gobierno interino de Jeanine Áñez y los tribuales electorales, inició ayer oficialmente. Aunque por primera vez su historia, de forma virtual.

Desde las primeras horas de este domingo los candidatos Carlos Mesa, periodista, ex presidente de Bolivia en 200-2005 y ex aliado de Evo Morales, inició su campaña con un tuit incendiario.

El miedo por la crisis económica crece, Carlos Mesa @carlosdmesag tiene soluciones inmediatas para salvar el empleo. ¡Conócelas! ¡Ya basta de fraude y corrupción! #PrimeroLaGente #MesaDigital https://t.co/sJeyyQgz8U”, tuiteó Mesa, quien es candidato presidencial por el partido centrista Comunidad Ciudadana.

En contraparte su rival, Luis Alberto Arce, catedrático, economista y ex Ministro de Economía y Finanzas en dos ocasiones, se pronunció con un lacónico mensaje.

Lucharemos por devolver la estabilidad a Bolivia. #VamosASalirAdelante”, tuiteó el candidato presidencial del partido Movimiento al Socialismo, el partido del ex presidente  Evo Morales quien dimitió tras las acusaciones de fraude electoral en su quinta reelección consecutiva el año pasado compitiendo contra Mesa.

El Tribunal Supremo Electoral estableció que desde este domingo se inicien las campañas con ‘características especiales’ por la pandemia; las votaciones serán el próximo 18 de octubre bajo un formato aún no definido

En esta foto aparecen Evo Morales y a un lado -de corbata celeste- Carlos Mesa, en los tiempos felices. Ahora ambos son férreos enemigos que se disputan el poder en Bolivia.

Arrancamos por Facebook”, tuiteó a su vez Samuel Doria, candidato vicepresidencial de la alianza Juntos que postula a la actual presidenta interina, Jeanine Áñez una ex conductora de televisión quien asumió desde el exilio de Evo Morales, en octubre de 2019, por la alianza que encabeza Movimiento Dem{ocrata Social.

Las redes sociales se han convertido en una plataforma eficaz para alcanzar a los electores, no sólo en Bolivia sino en todo el mundo, aunque no logran conectar de la misma forma con la gente frente al formato tradicional de contacto directo.

Por ello los candidatos bolivianos han optado por hacer una campaña híbrida, entre las redes y los mítines ‘controlados’, como lo hizo la propia candidata Áñez al arrancar su campaña electoral con una caravana de automóviles recorriendo las calles de la ciudad de Santa Cruz, su principal bastión político.

Seguimos dando la vuelta al Beni, seguimos cumpliendo nuestro compromiso con el pueblo boliviano y seguimos trabajando por el futuro de todos”, tuiteó Añez ya entrada la tarde del domingo.

Otro de los aspirantes presidenciales, el independiente Luis Fernando Camacho, arrancó su campaña bajo la alianza Creemos inaugurando su casa de campaña en Santa Cruz y emulando a Áñez al realizar una caravana de autos.  

Medios nacionales de Bolivia señalan que la intención de voto está reñida entre Arce, candidato de Evo Morales, y Mesa, quienes están empatados con un 23 % en las preferencias, mientras que Áñez apenas alcanza el 12 %.

El proceso electoral está oficialmente abierto en Bolivia para acciones proselitistas del 6 de septiembre al 14 de octubre, pues el 18 de octubre se dará la elección presidencial.

Actualmente Bolivia registra más de 120 mil contagios y cerca de 5 mil 400 muertes por la pandemia de Covid-19.

  • Fotos: Celag/Getty Images
INFORME