El llamado PRIMOR (PRI-Morena) parece estar llegando al punto máximo de su alianza. La contienda interna del PRI para elegir a su nuevo presidente demuestra la debacle total del partido donde se formó el presidente Andrés Manuel López Obrador, hoy convertido en el gran elector.

José Narro Robles, ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud, renunció ayer al PRI y a seguir como candidato a la dirigencia nacional de su partido. A través de un video que circula en redes acusó que el PRI se ha entregado a AMLO.

Después de 46 años de militancia, Narro Robles decidió poner fin a su participación como priista luego de acusar que el proceso interno está “intervenido” por el gobierno federal y es un hecho que Alejandro Moreno, gobernador de Campeche con licencia, será el nuevo dirigente nacional.

Por si eso fuera poco, son groseros los indicios de intervención del gobierno federal en la misma dirección. Quien hasta hace unos meses declaraba duramente en contra del candidato oficial, hoy lo anima y lo arropa.

Hay que evitar que las decisiones del PRI las siga tomando el Presidente en turno. Se trata de una farsa que antes de iniciar ya tiene resultado”, expone Narro Robles en el video.

A Narro le siguió con su renuncia también la periodista Beatriz Pagés, ex diputada federal y directora de la revista Siempre!, quien acusó lo mismo: la entrega del PRI a López Obrador y Morena

Alejandro Moreno y AMLO, el nuevo gran elector del PRI como en los tiempos de Echeverría y ‘Jolopo’.

Al igual que @JoseNarroR, anunció mi renuncia al @PRI_Nacional. Es inaceptable que se haya decidido entregar el partido a @lopezobrador_ . #PRI”, tuiteó Pagés.

El proceso interno se ha visto empañado por varios escándalos como la ‘desaparición’ de 5.4 millones de militantes registrados en el INE, de un día para otro, acusaciones de ‘padrón inflado’ y la intervención de AMLO.

Narro no es el único que ha denunciado irregularidades en el proceso, también Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca y aún candidato a la dirigencia nacional, ha señalado que se ha ‘inflado’ el padrón por los gobernadores Alejandro Murat, de Oaxaca, y Miguel Riquelme, de Coahuila, para favorecer a Alejandro Moreno.

Con la salida de Narro quedan aún cinco contendientes en la pelea: Ivonne Ortega, José Ramón Martel, Ulises Ruiz, René Juárez y Alejandro Moreno. La elección, controlada exclusivamente por el PRI, será el próximo 22 de junio.

Lamento y mucho la renuncia de mi amigo @JoseNarroR al @PRI_Nacional. Las razones ya las expuso. En lo personal no acudiré a votar el 11 de agosto, con ese padrón irregular del que habla la convocatoria”, tuiteó Manlio Fabio Beltrones, uno de los políticos priístas más influyentes desde el mandato de Carlos Salinas de Gortari.

El pacto PRIMOR registrado desde el 4 de abril 2018 por el diario Reforma, fue algo que Francisco Labastida, el ex gobernador de Sinaloa y ex candidato presidencial en el 2000, calificó el pasado 29 de mayo como “final triste”, pues la llegada de Alejandro Moreno a la dirigencia nacional del PRI para ponerse a la órdenes de AMLO y Morena es justo eso, el derrumbe total del otrora llamado ‘partidazo’.

No le auguro nada bueno al partido (si llega Alejandro Moreno), no le auguro más que un final triste, tendiendo a la desaparición”, declaró en entrevista para El Universal.