A más de 2 mil 500 años de su esplendor Teotihuacán nos descubre nuevos secretos. Un equipo de arqueólogos, encabezados por la mexicana Verónica Ortega, descubrió el ‘inframundo’ en la Pirámide de la Luna.

La representación del ‘inframundo’ en una serie de túneles asociados a los monumentos de Teotihuacán es parte de la tesis que discute ahora con el nuevo hallazgo.

El hallazgo confirmaría que los teotihuacanos reprodujeron el mismo patrón de túneles asociados a sus grandes monumentos, cuya función debió ser la emulación del inframundo“, ha dicho la arqueóloga Ortega.

Con el uso de una tomografía de resistividad eléctrica, según se explicó a través de un comunicado, en los primeros días de junio se hizo el descubrimiento de un túnel a 10 metros de profundidad que iría del centro de la plaza a la Pirámide de la Luna.

La arqueóloga Verónica Ortega encabeza los trabajos donde participan especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Los nuevos descubrimientos permiten comprender mejor a la cultura teotihuacana.

Teotihuacán ha sido un misterio siempre. Los estudiosos refieren que tuvo su época de esplendor entre los siglos I y VI antes de Cristo, y llegó a tener una población de más de 100 mil personas. Nadie sabe por qué la ciudad fue abandonada.

Las pirámides del Sol y de la Luna, además de la de Quetzalcoatl son un referente mundial. Tienen un aire majestuoso como las de Egipto. Y ahora que se descubre el túnel, los especialistas asocian este corredores con una representación del inframundo.

Los aztecas tomaron como referencia –además de la cultura tolteca- a la cultura teotihuacana para crear su imperio, además de adoptar a sus dioses, como Tláloc, dios de la lluvia,  y Quetzalcoátl, la serpiente emplumada y deidad creadora.

En la cultura teotihuacana existía una poderosa conexión entre la vida y la muerte, por lo que el nuevo túnel de la Pirámide de la Luna confirma esta simbología, según explica la arqueóloga Ortega.

El hecho de que el túnel fuese sellado por los propios teotihuacanos, daría la oportunidad de encontrar nuevas evidencias de la organización ritual, pero también sociopolítica, por lo que habrá que hacer comparaciones entre este posible conducto y los que corren bajo la Pirámide del Sol y el Templo de la Serpiente Emplumada, en busca de una mejor comprensión del significado de la ciudad”, ha dicho la arqueóloga mexicana.

  • Intervención fotográfica: Ruleta Rusa