El mundo sigue atento a lo ocurrido en el puerto de Beirut este martes, luego de la terrible explosión que pudo sentirse incluso a 240 kilómetros de distancia en la isla de Chipre.

La causa de la explosión en Beirut, que formó un ‘hongo’ como las bombas atómicas arrojadas sobre Japón en 1945, fue provocada por 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio. Suman más de 78 muertos y más de 4 mil heridos.

Hubo un incendio, (los bomberos) vinieron a apagarlo, luego ocurrió la explosión y desaparecieron, los estamos buscando. Se parece a lo que sucedió en Japón, en Hiroshima y Nagasaki. Eso es lo que me recuerda. En mi vida, no he visto destrucción a esta escala”, declaró en entrevista a la CNN, Marwan Abboud, gobernador de Beirut.

La tragedia ha conmovido al mundo por la devastación de la capital libanesa que sufre uno de los eventos más terribles en la historia contemporánea, sin contar lo que pasa con la pandemia del Covid-19. Líbano enfrenta además una de sus peores crisis económicas desde el final de la guerra civil en 1990.

Vi desmoronarse el tejado de una iglesia paredaña, todo se hizo añicos en mi casa, porcelanas, cristales, se descoyuntaron las puertas, dos de mis vecinas quedaron heridas por la fuerza de la explosión, que las lanzó al suelo. El humo no me dejaba respirar. También tuve miedo de que fuese un bombardeo. Sabes que vivimos bajo el miedo de un ataque de Israel, avivado estos últimos días con los incidentes fronterizos”, contó Viviane Edde, prestigiosa periodista libanesa que habita en la calle Monot -cercana a la explosión-, al también periodista Tomas Alcoverro, corresponsal de La Vanguardia en el Líbano.

Hasta la noche del martes se estimaba por el Ministerio de Salud alrededor de 4 mil heridos -que han colapsado los hospitales- y al menos 78 muertos, aunque aún hay cuerpos bajo los escombros

Aspecto de la explosión que provocó un ‘hongo’ como el que generaron las bombas atómicas lanzadas por Estados Unidos a ciudades de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

La Agencia Nacional de Noticias informó de que la explosión –al menos la primera, pues hubo dos explosiones– fue precedida de un incendio en un hangar de silos de trigo del puerto. El impacto de las explosiones ha sido calificado como el de un terremoto de 3.3 grados de magnitud, según estimaciones del Servicio Sismológico de Estados Unidos.

Hassan Diab, primer ministro libanés, ha informado al presidente Michel Aoun que la causa de la explosión fue provocada por un cargamento de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio sin custodiar -mismo que fue almacenado durante al menos seis años-, por lo que ya se investiga al propietario.

Hago un llamamiento urgente a países amigos y hermanos (…) para que apoyen al Líbano y nos ayuden a sanar nuestras heridas profundas”, suplicó Diab, según reportan diversos medios internacionales.

El Primer Ministro de Líbano aseguró que no descansarán hasta dar con el responsable del almacenamiento del material -que puede utilizarse lo mismo para producir fertilizantes o explosivos-, quien tendrá que “pagar el precio” por ello.

A partir de este miércoles el gobierno del Líbano ha declarado luto nacional por la tragedia que conmueve al mundo.

  • Fotos: AFP/Captura de vídeo
PREDIAL