Tras un terrible motín donde murieron 118 personas en un penal de Guayaquil, el gobierno de Guillermo Lasso decretó el estado de emergencia en Ecuador y ha enviado al Ejército a patrullar las calles para hacer frente al narco y la violencia.

El motín en el penal de Guayaquil dejo al descubierto el avance y control del narco en buena parte de Ecuador, por ello se ha decretado el estado de excepción para hacer frente a las bandas de criminales

En las calles del Ecuador hay un solo enemigo: el narcotráfico”, declaró Lasso a través de la televisora oficial Ecuador TV.

Un pleito entre bandas rivales, que tienen nexos con narcotraficantes de México y Colombia, desató el pasado 29 de septiembre un infierno en el Centro de Privación de Libertad Número 1 en Guayaquil, Ecuador. Durante tres días las bandas en disputa pelearon entre sí llegando al extremo de decapitar al menos a seis personas, dispararon contra policías y al final el saldo fue de 118 muertos y 79 heridos.

A partir de este lunes el Ejército patrulla las calles de las principales ciudades del país sudamericano, acompañando a la Policía en las labores de detención y prevención

Los retenes del Ejército se instalaron desde el lunes en Ecuador.

Además de la lucha contra el narco, Lasso anunció el relevó del Secretario de Defensa de Ecuador, ahora el Ejército está al mando del general Luis Hernández quien sustituyó al general Fernando Donoso tras su renuncia el lunes pasado.

Ahora las amenazas están adentro, porque no puede caminar tranquilo por la amenaza de la delincuencia y la inseguridad del narcotráfico. Por eso necesitamos todos arrimar el hombro y las Fuerzas Armadas no pueden estar de lado”, declaró Hernández al tomar posesión.

El gobierno del Presidente Lasso anunció además la creación de un Comité de Defensa Legal de la Fuerza Pública con el que se pretende garantizar que los militares y policías que combatirán frontalmente a narcotraficantes puedan tener una defensa adecuada si son demandados por ciudadanos ante presuntos abusos por el uso de la fuerza o si llegan a matar a narcotraficantes.

La nueva medida de militarización en Ecuador permite al Ejército y la Policía Nacional un control de armas, inspecciones, patrullajes las 24 horas del día, incautación de droga, detenciones, entre otras acciones directas contra el narco.

Daremos a las fuerzas del orden el respaldo necesario para llevar a cabo su lucha contra el crimen”, enfatizó Lasso, según registra el diario El Comercio.

  • Fotos: AP/Ejército de Ecuador

NAVIDAD