Las nuevas cifras del Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI) sobre el Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre muestran que México no avanza económicamente.

El INEGI informó que el PIB creció en el tercer trimestre apenas un 0.1 por ciento, porcentaje que contrasta con el 0.4 por ciento alcanzado en el mismo periodo de 2018. Esto significa que la economía en México sigue en picada y en las puertas de una recesión.

Con el dato de 0.06% de crecimiento en el tercer trimestre que acaba de informar Inegi, el crecimiento promedio trimestral de los últimos seis trimestres es 0.02%, o redondeado a un decimal, es 0.0 por ciento“, tuiteó Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México.

Según el INEGI, al tercer trimestre 22 estados -que representan en su conjunto el 53 por ciento del PIB- registran una economía negativa, como Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Querétaro, Tamaulipas, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Técnicamente la recesión ya está presente en Tabasco y Zacatecas .con cinco trimestres consecutivos con crecimiento negativo-, Chiapas, Estado de México y Nayarit -con cuatro trimestres negativos- y Baja California Sur, Oaxaca y Sonora -con dos trimestres sin crecimiento-

El PIB se utiliza por las empresas y consultoras como un pronóstico que permite evaluar la situación económica de un país, su crecimiento o retroceso en empleo, inversiones, empleos, comportamiento de precios y tasas de interés, entre otros indicadores que permiten a los inversionistas saber si vale la pena invertir en el país.

Organismos como el Grupo Financiero Banco Base ajustaron a la baja su pronóstico de crecimiento económico del país para el cierre de 2019 y de 2020.. Con los resultados del PIB al tercer trimestre la expectativa es un retroceso de -0.04 por ciento para 2019 y de apenas 0.7 por ciento para el 2020.

El estancamiento económico, principalmente en el sector industrial, asienta las dudas que ya sobrevolaban sobre la política económica de Andrés Manuel López Obrador. La estimación provisional hecha pública este miércoles por la oficina estadística mexicana (INEGI) ha terminado de confirmar lo que ya se anticipaba: la mayoría de los organismos internacionales y analistas creen muy difícil que este año deje un crecimiento mayor al 1%”, reporta el diario El País sobre la situación de México.

AMLO prometió que el país crecería al menos un 2 por ciento este año. Una promesa, como muchas otras, que se ha hecho añicos.

Es la primera vez desde hace 10 años que la economía mexicana no crece, esto es especialmente grave“, alerto Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex.

Y mientras la recesión se asoma, el gobierno federal distrae la atención con los videos sobre la captura de Ovidio Guzmán.