El gobierno del morenista Carlos Manuel Merino disolvió con violencia policíaca una protesta de miles de trabajadores de la empresa ICA Fluor que exigían ayer respeto a sus condiciones de trabajo en la refinería Dos Bocas, en Tabasco.

El saldo de las cargas policiacas de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana de Tabasco contra los trabajadores, dejó al menos cinco heridos por balas de goma y granadas de gas lacrimógeno. El gobierno federal desestimó la brutalidad contra los obreros.

Desde el martes pasado se realizó el paro de labores en la refinería de Dos Bocas, obra emblema del gobierno de AMLO que se quiere lista para julio de 2020, ante la exigencia de mejor salario, pago de horas extras, mayor seguridad, equipos de protección y prestaciones. Como respuesta ayer los trabajadores recibieron represión policíaca.

Tuvieron lesiones ahí, pero nada de gravedad”, fue parte de la respuesta de la secretaria de Energía, Rocío Nahle García, a medios de comunicación al ser abordada tras el conflicto que dejó además tres trabajadores detenidos.

De igual forma el presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó la represión a los trabajadores asegurando que es un “pleito entre sindicatos”.

Varios videos que se viralizaron en redes dan cuenta de la agresión directa de los policías estatales contra los trabajadores que protestaban pacíficamente. El mensaje: “A los trabajadores balazos, a los narcos abrazos”, también se viralizó. Lo mismo que el video donde grita un trabajador que aparece con el rostro sangrando tras recibir el impacto de una bala de goma “¡Voy a perder mi ojo, malditos!”,

Los trabajadores de ICA Fluor, empresa responsable de la polémica obra de Dos Bocas, ya habían realizado un primer paro de labores en febrero de este año ante los abusos laborales, la falta de seguridad y jornadas extenuantes para cumplir con la entrega de la obra en tiempo récord

La empresa ICA Fluor se deslindó inmediatamente de los señalamientos por el abuso laboral asegurando, través de un comunicado, que “algunas personas no identificadas, ni reconocidas en el contrato colectivo de trabajo” fueron las que provocaron la represión policíaca. Aunque no da detalles del porqué, ni explica nada sobre las exigencias laborales que han derivado ya en dos paros laborales este año.

Murió uno que recibió un disparo en la espalda, por la cadera, murió en la ambulancia rumbo a Paraíso. Al muchacho lo hirieron con arma de fuego”, dijo un trabajador al diario Reforma.

Algo que no ha sido confirmado hasta el momento, y que el gobierno de Tabasco, y la Secretaria de Energía desmintieron por la tarde.

Tras la represión a los trabajadores elementos de la Guardia Nacional y la Marina tomaron el control de las instalaciones.

  • Foto: Twitter