Las nuevas restricciones y confinamientos obligados por la nueva ola de Covid en Europa, han provocado violentas protestas en los Países Bajos y Bélgica, principalmente. Los toques de queda han provocado saqueos y disturbios con incendios.

Los Países Bajos llevan tres noches de violencia sostenida con saqueos, destrozos e incendios de vehículos por el toque de queda impuesto para el fin de semana, a los que se ha sumado Bélgica con una protesta violenta este domingo.

En los Países Bajos la ola de violencia estalló desde el viernes al conocerse que el fin de semana habría toque de queda y que el gobierno anuncia que pedirá el certificado de vacunación como algo obligatorio. Como respuesta miles -principalmente jóvenes- salieron a las calles a protestar. Los choques violentos con la policía han dejado heridos y más de 150 detenidos tras tres noches intensas de disturbios, según reporta la agencia AP.

Ámsterdam, la capital, Amersfoort, Haarlem, La Haya y Rotterdam son los focos de la violencia exacerbada que ha derivado en saqueos de supermercados y negocios comerciales, incendio de vehículos y enfrentamientos violentos. La policía ha usado la fuerza y gases lacrimógenos. El toque de queda -de 9 de la noche a 4:30 de la madrugada- no se aplicaba desde la II Guerra Mundial.

Desde hace 15 días las autoridades de la Unión Europea han manifestado la necesidad de volver a confinamiento, cierre de espacios públicos y la petición de certificados de vacunación, lo que ha provocado las violentas protestas

Los Países Bajos son el epicentro de la violencia contra las restricciones antiCovid.

Ayer Bélgica se sumó a las protestas violentas tras la manifestación de al menos 35 mil personas que salieron a las calles de Bruselas, la capital, para mostrar su rechazo a la obligación de presentar el certificado de vacunación para poder ingresar a lugares públicos.

Al final de la marcha, que comenzó poco después del mediodía y concluyó por la tarde, estalló la violencia tras el choque de manifestantes contra la policía. Vehículos ardiendo y negocios saqueados fue parte del saldo.

En otros países como Austria, Croacia,  Italia y Suiza también ocurrieron protestas, aunque no hubo violencia, en rechazo a la petición de la vacunación antiCovid obligatoria y el presentar el certificado de vacunación para ingresar a lugares concurridos.

NAVIDAD