Una parte de la comunidad científica, intelectual y periodística ha levantado la voz, a través de un desplegado, ante la polarización y el caos en que ha sumido al país, por sus rencores, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El desplegado que promovío el antropólogo Roger Batra, está firmado por personajes como los historiadores Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín, los poetas Javier Sicilia y Homero Aridjis, el cineasta Arturo Ripstein, los escritores Enrique Serna y Gabriel Zaid, la periodista Silvia Lemus, el médico Arnaldo Kraus, el investigador Raúl Trejo Delabre, entre otros tantos.

La libertad de expresión está bajo asedio en México. Con ello, está amenazada la democracia. El Presidente López Obrador utiliza un discurso permanente de estigmatización y difamación contra los que él llama sus adversarios. Al hacerlo, agravia a la sociedad, degrada el lenguaje público y rebaja la tribuna presidencial de la que de­bería emanar un discurso tolerante.

El Presidente profiere juicios y propala falsedades que siembran odio y división en la sociedad mexicana. Sus palabras son órdenes: tras ellas han llegado la censura, las sanciones administrativas y los amagos judiciales a los medios y publicaciones independientes que han criticado a su go­bierno. Y la advertencia de que la opción para los críticos es callarse o dejar el país”, se alerta a través del desplegado títulado ‘En defensa de la libertad de expresión’. 

Los conflictos sociales por el agua en Chihuahua y Morelos, el nuevo desafío al Estado por parte del EZLN, los ataques sistemáticos a la prensa crítica que cada 10 horas recibe agresiones en México-según ha registrado Article 19-, la toma de la CNDH por feministas y familiares de desaparecidos hartos de la violencia, son una pequeña parte del mosaico roto del México de hoy

AMLO ha enviado a la Guardia Nacional a Chihuahua para aplastar las protestas contra la corrupción de la Conagua, además de la represión -donde militares acribillaron a una pareja- se inició una persecución política de adversarios contrarios a Morena.

AMLO ha manifestado su desprecio por los reclamos feministas, las víctimas de la violencia, los reclamos ambientalistas, el papel de los organismos autónomos-como el INE, el ejemplo más crítico-, el Poder Judicial, la comunidad científica, y todo contrapeso que no esté de acuerdo con sus opiniones, aunque estas sean erróneas, es otra parte de lo expuesto.

Recordemos, por último, que no se estigmatiza a personas físicas o morales desde el poder presidencial sin ponerlas en riesgo. No se alimenta el rencor desde esa tribuna, sin que el odio llegue al río una vez”, se advierte en el desplegado ante una fractura mayor por la polarización permanente en que AMLO se empeña en mantener a México.  

ZONA UG