Al auditor superior David Colmenares, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), le salió el tiro por la culata. De destapar irregularidades en el gasto público durante el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ahora es investigado.

La Cámara de Diputados anunció que citará a comparecer al titular de la ASF, tras los reclamos del Presidente López Obrador que está inconforme con las auditorías que señalan irregularidades en el gasto público durante 2019. El acusador pasó a ser acusado.

El detonante de la molestia de AMLO fue el cálculo de la ASF respecto al sobrecosto por cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), estimado en 232 por ciento más de los 100 mil millones de pesos que el gobierno federal inicialmente aseguró que costaría.

La ASF hace unos días dio a conocer un informe que aprovecharon nuestros adversarios y prensa conservadora para afectarnos en la imagen del gobierno, sobre todo en el caso de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco. No creo, aunque existe la posibilidad de que hayan hecho mal las cuentas, aún así sería lamentable que la ASF hiciera mal las cuentas, más bien creo que se trata de una actitud politiquera, que buscaron dañarnos para complacer a nuestros opositores (…)

No vamos a dejar pasar este asunto porque está de por medio la dignidad y voy a enviar una carta a la diputada Dulce María Sauri Riancho, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, para que se inicie una investigación. Todo esto de manera respetuosa porque la ASF depende de la Cámara de Diputados”, espetó ayer López Obrador que ha calificado de ‘tendencioso’ ‘y falso’ el informe de la ASF.

Todavía el miércoles Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aseguró que al menos un 75 por ciento del monto observado por ASF en su revisión a la cancelación del NAICM es incorrecto, tras considerar que se cometieron errores básicos de contabilidad financiera.

El sábado pasado la ASF dio a conocer la tercera entrega de la Cuenta Pública 2019 donde  reportó que la cancelación del NAICM costó 232 por ciento más caro de lo previsto, que hay faltantes de 67.4 millones de pesos en el dinero destinado a programas sociales donde incluso han dado becas a muertos, entre otras anomalías

La ASF ahora está bajo investigación tras los reclamos de AMLO que acusa que el informe donde se le señalan sobrecostos e irregularidades en el gasto de 2019 es ‘tendencioso’ y ‘falso’.

La exposición pública del quebranto provocó de inmediato una primera respuesta de López Obrador, acusando dolo.

Exageran y no solo eso, están mal sus datos yo tengo otros datos, y se va a informar aquí y ojalá lo hagan ellos antes”, recriminó el Presidente de México el lunes pasado durante su conferencia matutina provocando una rectificación inmediata de la ASF que reculó ante el reclamo.

En un escueto comunicado la ASF expuso que tuvo un “error metodológico” en el tema del NAICM, por lo que se corregiría la información sobre el tema. Del resto de las anomalías reportadas, no se han presentado réplicas ni señalamientos de que sean erróneas.

Los desvíos de recursos, contratos millonarios sin licitaciones, las becas a muertos, entre otras irregularidades detectas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) han quedado de lado y ahora todo gira en torno al error que aceptó la ASF, tras el reclamo de AMLO, en los sobrecostos del NAICM.

Tras el nuevo reclamo del Presidente López Obrador, la Cámara de Diputados, a través de la presidenta en turno la priista Dulce María Sauri, dio cuenta de que recibió la carta de queja contra la ASF por lo que la Comisión de Vigilancia tomó el tema para su seguimiento.

La junta directiva de la comisión, acordó realizar mesas de trabajo para analizar, conjuntamente con el Titular de la Auditoría Superior de la Federación y los Auditores Especiales responsables de las auditorías en sus diferentes ámbitos de responsabilidad, los informes de auditoría a la Cuenta Pública 2019”, informó la Comisión de Vigilancia, luego de anunciarse que se citará a comparecer, el próximo lunes, al auditor superior David Colmenares junto con su equipo de trabajo para deslindar responsabilidades ante la Cámara de Diputados.

Acorralado ahora por la presión política, Colmenares asegura que no lo ‘doblaron’ y que tampoco tiene por qué renunciar ante los reclamos del Presidente López Obrador.

No tengo por qué (renunciar). No me siento culpable de nada. Al contrario (…) si no hay una causa legal, fundamental, pues claro que no (voy a renunciar).

Somos respetuosos de la figura presidencial y aquí yo fui electo para hacer bien las cosas, no para hacer politiquería ni tratar de dañar a ninguna administración y menos a la actual”, dijo Colmenares en entrevista con el periodista Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula, la tarde de ayer.