A dos meses del primer sismo que devastó la CDMX, los damnificados aún no tienen hogar ni apoyos del gobierno capitalino o federal por eso salieron a las calles a protestar el pasado 20 de noviembre.

En una marcha desde Tlalpan hasta el Zócalo, más de 200 personas que aglutina la organización civil ‘Damnificados Unidos de la Ciudad de México’,  exigieron a las autoridades capitalinas y del gobierno federal apoyos con el dinero de las donaciones internacionales. El gobierno de México sigue guardando silencio y el monto final recaudado.

“¿Dónde están los recursos de #FuerzaMéxico? ¿Dónde está el dinero que el mundo nos donó? Con eso nos alcanza para la reconstrucción”, fueron parte de las consignas durante la marcha, según registran diversos medios capitalinos.

La organización ‘Damnificados Unidos de la Ciudad de México’ exige que los edificios y conjuntos habitacionales dañados por el terremoto sean reconstruidos con dinero público y de las donaciones

Entre las exigencias de los damnificados está además el que no se les convierta en deudores de créditos hipotecarios, sino que se destine recurso público para la reparación de sus hogares que fueron afectados por los sismos del 7 y del 19 de septiembre.

En días pasados el Congreso de la Unión aprobó la creación de un fondo de rescate por 2 mil 500 millones de pesos para la reconstrucción de los 10 estados y la CDMX que fueron afectados por los sismos. Además de ampliarse 18 mil millones de pesos al Fondo de Desastres Naturales (Fonden) que ahora tendrá 24 mil 644 millones de pesos para apoyos.

Sobre el monto final recaudado y el destino de las donaciones internacionales al gobierno mexicano, aún no se sabe nada.