Del 19 al 21 de septiembre la ciudad mexicana de Mérida atrae la atención del mundo con la XVII Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz que inició ayer. En su apertura, el mensaje más contundente lo realizó Leymah Gbowee.

Mejorar la convivencia humana, respeto a la naturaleza, combatir el odio y el racismo, suprimir la carrera armamentística, erradicar la desigualdad, frenar el calentamiento global, fueron parte de los mensajes inaugurales. Aunque el más contundente es el llamado de Gbowee para iniciar protestas masivas contra el orden mundial actual. Una nueva re-evolución.

Ha llegado el momento de ponernos de pie, refutar los sistemas sociales y globales que no funcionan, podemos hablar de exclusión y justicia, pero hasta que las personas se levanten y protesten, seguirán las cosas como están (…) (debemos) pensar en cómo vamos a retomar las riendas del poder ¿La ONU va a lograr los cambios que necesitamos? No, si nosotros mismos no nos movilizamos nada va a cambiar”,  sacudió con su mensaje Leymah Roberta Gbowee, Premio Nobel de la Paz 2011, según consigna la agencia EFE.

Gbowee, nacida en 1972 en Monrovia, Liberia, es una activista que cambió el curso de la segunda guerra civil de su país logrando con sus acciones apoyar para que por primera vez una mujer, Ellen Johnson, fuese presidenta de su país, además de evitar la proliferación de niños soldados.

En la inauguración de la cumbre, que se realiza en el Centro Internacional de Congresos de Mérida, Yucatán, el mensaje general de los 11 Premios Nobel de la Paz fue un reclamo abierto contra el gasto en armamento, la desigualdad y el calentamiento global

Aspecto general de la cumbre que se desarrolla en Mérida, Yucatán. México. Del 19 al 21 de septiembre.

Juan Manuel Santos, ex presidente de Colombia y Premio Nobel de la Paz por ser un actor decisivo para lograr la paz con la narco-guerilla de las FARC en 2016, se enfocó a resaltar la importancia de que los seres humanos generen una mejor convivencia entre sí, pero sobretodo con la naturaleza.

Por cada gobernante sensato hay millones de ciudadanos dispuestos a conservar la vida, a preservar la tolerancia y a preservar la convivencia“, enfatizó Santos, tras criticar la política negligente de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, ante la devastación de la selva del Amazonas por incendios provocados para estimular el crecimiento de la industria ganadera.

En su intervención la activista guatemalteca Rigoberta Menchú, Premio Noel de la Paz 1992, se pronunció a favor del respeto entre los seres humanos, rechazando las expresiones de odio y racismo que avanzan.

Estamos aquí porque creemos en la lucha contra los crímenes de lesa humanidad a los que les decimos no, estamos aquí contra las armas nucleares, contra la intolerancia, la falta de respeto, contra el racismo, la discriminación y en favor de la valoración del ser humano como un ser prodigioso“, expuso Menchú en su mensaje.

La invectiva más dura contra la carrera armamentística que cada día tiene en vilo a todos ante nuevas guerras, fue lanzada por la activista y académica norteamericana Jody Williams, incansable promotora contra las minas terrestres que causan muertes y mutilaciones.

La cantidad de dinero que se gasta en armas es una obscenidad.¿Cómo podemos seguir avanzando si se está gastando el dinero de esa manera?”, cuestionó Williams, Premio Nobel de la Paz 1997, reporta el diario El País.

Y para poner en marcha el llamado de Gbowee este viernes saldrán a las calles de Mérida para protestar contra el cambio climático, en apoyo a las manifestaciones mundiales que promueve la organización Fridays For Future que se ha inspirado en la protesta permanente de la ecoactivista juvenil sueca Greta Thunberg.