Las condiciones precarias y la represión impuestas por la dictadura en Cuba han provocado una explosión social contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel. Las protestas en las calles le dan la vuelta al mundo. El gobierno reacciona con violencia contra la gente.

El hartazgo social por la crisis sanitaria provocada por la pandemia y la falta de alimentos son la mecha que ha encendido a los cubanos. Las protestas multitudinarias en La Habana y 12 ciudades más, han terminado con detenciones, golpizas y represión.

La mañana del domingo las protestas comenzaron en las localidades de San Antonio de los Baños y Palma Soriano. Y se extendieron por todo el país bajo consignas como: “¡Libertad!”, “¡Abajo la Dictadura!” ó “¡No tenemos miedo!”, según registraron medios locales como Cubanet, mientras e. gobierno de Díaz-Canel sigue realizando cortes de Internet y telefonía móvil.

El aumento de contagios y muertes por Covid-19 (pese a que Cuba es potencia médica y ha creado su vacuna Abdala), la falta de alimentos y la represión a jóvenes que exigen democracia y libertad terminaron por llevar a decenas de miles de cubanos a las calles.  

Son varias protestas pacíficas y espontáneas en varias partes de #Cuba. Se reportan cortes de Internet en lugares donde cientos de personas se han tomado las calles. Nos mantenemos vigilantes y demandamos al gobierno de @DiazCanelB que se respete el derecho de asamblea pacífica”, tuiteó Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI).

El rap ‘Patria y Vida’ se ha convertido en el nuevo ‘himno’ de Cuba y fue coreado por los manifestantes durante las protestas que se asemejan al llamado ‘Maleconazo’ de 1994, cuando miles de cubanos se manifestaron en contra de la dictadura de Fidel Castro y fueron reprimidos

Reprimen y censuran. Llegó el día y no quieren aceptar que ya la gente dijo “hasta aquí. Sin internet, sin suministros y con las calles tomadas por la policía, así estamos. Al menos dos colaboradores de @14ymedio desaparecidos. #SOSCuba”, tuiteó la periodista Yoani  Sánchez, colaboradora de 14 y medio y la DW.

Rosa María Payá, activista y defensora de los derechos humanos e integrante de la Fundación para la Democracia Panamericana Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, reportó que en muchos sitios la policía se negó a reprimir a los manifestantes, aunque en otros sitios, como Palma Soriano, soldados de tropas especiales dispararon contra la multitud.

A la policía, a los soldados, a todos esos cubanos que están recibiendo órdenes de reprimir a sus hermanos les decimos: No le teman al pueblo témanle convertirse en verdugos de sus hermanos! Raúl Castro, Díaz Canel: al pueblo no se toca! #PatriaYVida #MilitaresFueradelPoder”, tuiteó Payá tras los sucesos.  

Entre las protestas y la represión, la desesperación ganó a muchos y se registraron saqueos a las tiendas oficiales de abasto MLC controladas por el gobierno cubano, mientras que otros respondieron al gas pimienta volcando y destruyendo patrullas.

Tras el llamado en medios de comunicación del presidente Miguel Díaz-Canel a sus partidarios a ‘defender la Revolución’, los cubanos que apoyan la dictadura se han volcado también a las calles a enfrentar a los inconformes que exigen libertad.

INFORME