El régimen de Nicolás Maduro busca enviar a prisión a los diputados opositores que apoyan a Guaidó, además de su vicepresidente.

Seis diputados y un vicepresidente del Parlamento son perseguidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a instancias de Nicolás Maduro, por traición a la patria, rebelión civil y conspiración. Todos apoyaron a Juan Guaidó en la sublevación contra el régimen la semana pasada.

El TSJ ha ordenado a la Fiscalía prisión inmediata para los diputados Henry Ramos Allup, líder de la socialdemócrata AD, Mariela Magallanes y Américo de Grazia, de La Causa R, Simón Calzadilla, de Movimiento Progresista,  Richard Blanco, de la Fracción 16 de Julio, y Luis Florido, independiente. Además del vicepresidente Edgar Zambrano.

Es el momento de la justicia revolucionaria, este es el momento, aquellos traidores a la patria del 30 de mayo tienen que ser sancionados con todo el peso de la ley“, aseguró el legislador Gerardo Márquez, integrante de la Asamblea Nacional Constituyente afín a Maduro.

El TSJ venezolano acusa a los políticos sublevados afines a Guaidó de usurpación de poderes, instigación a la insurrección, concierto para delinquir, usurpación de funciones e instigación pública

La decisión del Tribunal sin embargo no ha sido unánime pues un juez votó en contra de la resolución de condena a los opositores, considerando que la inmunidad de los diputados sólo puede ser retirada si así lo decide previamente el Parlamento, algo que no ha ocurrido.

Van a seguir persiguiendo a todos los diputados que estamos dando la cara. La única respuesta que tiene el régimen es perseguir, porque ya no gobiernan, porque ya no tienen mando, porque cada vez más crece el descontento. Aquí estamos como siempre dando la cara al pueblo, la radicalización del régimen lo que los ha hecho es aislarlos. La unidad se ha fortalecido cada vez que arremeten y tratan de perseguirnos, no va a ser distinto esta vez“, respondió Guaidó durante la sesión parlamentaria de este martes a la que logró ingresar tras burlar un cerco chavista.

Tras una reunión con embajadores europeos Guaidó ha expresado su intención de continuar con las protestas para lograr una transición de poder pacífica con el apoyo de los militares que aún apoyan a Maduro.

Este Parlamento ofrece las soluciones que no puede generar Maduro. La Fuerza Armada muestra abiertamente sus descontentos con lo que está pasando.

Ante amenazas en contra de la Asamblea Nacional y sus diputados, alertamos a Venezuela y al mundo a estar activos y atentos a próximas acciones que tomaremos en defensa de nuestra libertad. ¡Seguimos unidos y movilizados!“, enfatizó Guaidó.