La creación de empleos en México va en ‘caída libre’, como la economía.

El IMSS reporta que en mayo se crearon apenas 3 mil 983 empleos formales en todo el país, un 88 % menos con respecto al mismo mes de 2018. Una caída brutal que el organismo justifica como parte de “efectos cíclicos”. Es la peor cifra desde 2015 y una muestra de la realidad. La economía de México va en picada.

Las cifras macro muestran indicios del problema con mayor claridad pues durante los primeros cinco meses de 2019 en el país se han creado 303 mil 545 nuevos empleos formales, o un 38 % menos que en el mismo periodo de 2018. Algo que no ocurría desde 2013.

La ralentización económica no es algo ajeno para el gobierno federal pues el propio Banco de México ha estimado un crecimiento, cada vez más, a la baja, en menos del 2 % que el presidente Andrés Manuel López Obrador se empeña en señalar como parte de su propaganda.

Los despidos masivos de empleados federales, los recortes a programas y presupuestos, el desabasto de gasolina, la cancelación del NAIM, el aumento del crimen y una política errática son parte del problema que huele a recesión

AMLO asegura que el país crecerá en un 2 % este 2019. Algo que se antoja imposible sin empleos.

Se subestimó la desaceleración económica. El gobierno (de AMLO) tenía una expectativa de crecimiento de 2% para este año que no se está cumpliendo y la austeridad en el gasto, el propio Gobierno despidió personas y eso implicó que las empresas vinculadas con el sector público ya estén enfrentando problemas“, ha explicado José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), al diario El País.

Además de los factores internos y la política errática de AMLO, se han sumado factores externos como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y la reciente amenaza de Trump para imponer aranceles, del 5 % y hasta un 25 %, a todos los productos mexicanos si el gobierno federal no frena el paso de la migración masiva de centroamericanos que piden asilo en Estados Unidos.

Los pronósticos del Banco de México muestran un escenario de recesión para el país y han hecho añicos los dichos del presidente Andrés Manuel López Obrador que ha retado a todos los organismos financieros, que previamente anticiparon la baja, diciendo que “se equivocan

Yo acepto los desafíos. Si ellos dicen 1% yo digo más de 2%, o sea digo el doble, y está grabado, entonces vamos a ver quién tuvo la razón”, aseguró AMLO apenas el 16 de enero tras ser cuestionado por analistas sobre los recortes que pronosticaron inicialmente las financieras internacionales con respecto al crecimiento económico de México.

Pese al escenario negro, parece haber una pequeña esperanza en el compromiso que apenas días atrás realizó el sector empresarial mexicano al anunciar una inversión de 32 mil millones de dólares para empujar la economía.

A reserva de los efectos que tenga la inversión privada en los próximos seis meses, a la mitad del 2019 está claro que AMLO no tiene aún la razón en el sentido lato de la palabra.