La corrupción en México aumentó en el último año, aunque en la percepción de los ciudadanos el problema ha disminuido, gracias a los discursos del presidente Andrés Manuel López Obrador de que hay un combate frontal al problema. Aunque el Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI) tiene otros datos.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental en 2019, elaborada por el INEGI, concluyen que la corrupción en México aumentó en 2019, tanto en la tasa de prevalencia de víctimas como  en la tasa de incidencia. Aunque en la percepción ciudadana el porcentaje se redujo.

Los incrementos en hechos reportados de corrupción aumentaron un 64.1 % el costo total de este problema. En 2017 se registró que hubo ‘mordidas’ de funcionarios gubernamentales por 7 mil 780 millones de pesos, mientras que en 2019 la cifra aumentó a 12 mil 770 millones de pesos, se desprende de la encuesta.

Según registró el INEGI, la tasa de prevalencia de corrupción pasó de 14 mil 635 víctimas por cada 100 mil habitantes en 2017, a 15 mil 732 en 2019, mientras que la tasa de incidencia pasó de 25 mil 541 actos de corrupción por cada 100 mil habitantes en 2017, a 30 mil 456 en el 2019.

El gasto promedio por habitante fue de 3 mil 822 pesos en sobornos por cada trámite en oficinas de gobierno revela la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental

Imagen que muestra los índices de corrupción en el país, según la encuesta nacional elaborada por el INEGI

Aunque la corrupción aumentó, en la percepción ciudadana los efectos son positivos pues se considera que los actos de corrupción en el Gobierno han disminuido; de un porcentaje de 91.1 % en 2017,  la percepción de mejoras contra la corrupción pasó a un 87 % en 2019.

Los actos de corrupción en México fueron asociados hasta en un 59.2 % con las dependencias o autoridades de Seguridad, seguidos por un 44.9 % de todos los trámites relacionados con la conexión y reconexión de energía eléctrica por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y todos los trámites relacionados con la salud y el empleo (pensiones, incapacidades y préstamos).

Pese al aumento de la corrupción en México los ciudadanos mostraron un incremento general en su satisfacción con el gobierno, pues se pasó de 45.5 % de aprobación en 2017, a un 47.2 %  en 2019.

En Guanajuato la prevalencia de corrupción se disparó 80.6 % en los últimos dos años, seguido de Puebla con un incremento de 63.9 % y Durango con 58.6. %; mientras que en incidencia en Guanajuato se disparó un 161.2 %, en Puebla un 100.6 % y Quintana Roo con un 60.4 %.

Y aunque estos estados registraron el mayor número de movimientos, los datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental señalan que donde la corrupción está más extendida, con tasas por encima de los 50 mil habitantes por cada 100 mil habitantes, son Guerrero, Durango y Coahuila.

  • Ilustraciones: Especial/INEGI
Movilidad