El robo del siglo en México, donde al menos 15 personas armadas saquearon, aunque sin un sólo disparo, 20 contenedores repletos de oro, plata, zinc y hasta electrodomésticos, exhibe la inseguridad en el puerto de Manzanillo y el país.

Durante ocho horas los ladrones armados forzaron cerraduras, usaron grúas y tractocamiones para llevarse de uno de los patios en la zona industrial de Manzanillo, los 20 contenedores el pasado 5 de junio. Nadie los detuvo. Nadie sabe quiénes fueron, ni dónde quedó lo robado.

Ante el robo multimillonario la Secretaría de Marina (Semar) salió ayer a justificar la falta de acción ante el saqueo.

 “Se encontraban en un patio perteneciente a un particular y no dentro del recinto portuario del Puerto de Manzanillo, Colima, donde la seguridad está a cargo de la Secretaría de Marina”, expuso la Semar en un comunicado.

El robo y saqueo a contenedores en el puerto de Manzanillo se ha incrementado desde 2019 sin que exista una respuesta contundente de las autoridades y la Semar, además que faltan protocolos de seguridad general.

Manzanillo es el puerto más importante de México a donde llegan cada año al menos 3 millones de contenedores con cargas diversas. La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) estima que por cada contenedor robado se pierden 600 millones de pesos, y las cifras oficiales señalan que en 2021 fueron robados alrededor de 70 contenedores.

El silencio sobre el hecho se rompió esta semana al hacerse público el robo multimillonario del que ninguna autoridad se hace responsable frente al ataque de los delincuentes

Durante ocho horas los delincuentes maniobraron en total libertad, saqueando 20 contenedores repletos de oro y plata. La Secretaría de Marina se deslinda de la seguridad en el lugar del robo.

Medios locales reportan que al menos 15 personas armadas ingresaron a las instalaciones de la empresa Maniobras Alonso Mireles, donde sometieron al personal y tardaron ocho horas en saquear el oro, la plata y electrodomésticos utilizando grúas, montacargas y tractocamiones.

Horacio Duarte Olivares, titular de la Dirección General de Aduanas, al igual que la Semar, justificó que no se pudo hacer nada porque el robo ocurrió en un espacio privado.

Tenemos el reporte que hay, que muchos ustedes conocen, respecto a que hubo un robo en una de las terminales, en recintos privados, no públicos, y que hubo esta operación de delincuencia muy grande”, declaró ayer un titubeante Duarte Olivares a medios de comunicación afuera de Palacio Nacional, donde se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador para abordar el tema del saqueo.

Para cerrar el tema, el funcionario aseguró que la Dirección General de Aduanas investigará si hay funcionarios públicos coludidos con los ladrones, tras remarcar que la Semar es la responsable de la seguridad general en el puerto de Manzanillo.

  • Fotos: Especial