Donald Trump se ha convertido en un dolor de cabeza permanente para el mundo y su país. Por ello ahora los diputados, de mayoría demócrata, en el Congreso norteamericano alistan un juicio para buscar su destitución.

Nancy Pelosi, líder de los demócratas en el Congreso, anunció este martes que existe una investigación en contra de Trump que culminará en el impeachment o proceso de destitución. Quieren defenestrarlo o que dimita, como ocurrió con Richard Nixon.

Las acciones de la presidencia de Trump revelaron los hechos deshonrosos de traición del Presidente a su juramento del cargo, la traición a nuestra seguridad nacional y la traición a la integridad de nuestras elecciones. El Presidente debe rendir cuentas, nadie está por encima de la ley”, dijo Pelosi en su comparecencia en el Capitolio, según registra la agencia EFE.

Las acusaciones contra Trump no son nuevas, llevan dos años y apuntan a su involucramiento en la llamada ‘trama rusa’ –una compleja red de espionaje e injerencia de Rusia para influir en las votaciones presidenciales de 2016, misma que fue comprobada-, actos de corrupción durante la campaña electoral, y ahora las presiones al gobierno de Ucrania con el fin de echar abajo la candidatura presidencial del demócrata Joe Biden para 2020.

Ocho llamadas telefónicas al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, para investigar los negocios de Biden y su hijo en aquel país a fin de acusarlos de corrupción, fue la ‘gota que derramó el vaso’ para los demócratas.

Este será el cuarto proceso de ‘impeachment’ que lleva a cabo el Congreso norteamericano en su historia; aunque ninguno ha prosperado. El último fue contra el demócrata Bill Clinton por el ‘Caso Lewinsky’ en 1998

Nancy Pelosi, la líder de los demócratas en el Congreso, durante su comparecencia en el Capitolio para anunciar el juicio político contra Trump.

Nacy Pelosi, la líder de los demócratas en el Congreso, durante su comparecencia en el Capitolio para anunciar el juicio político contra Trump.

Un día tan importante en Naciones Unidas, tanto trabajo, tanto éxito, y los demócratas lo han estropeado a propósito y lo han menospreciado con más ‘noticias nuevas’ de basura de cacería de brujas. ¡Es muy malo para nuestro país!”, tronó Trump a través de Twitter  al conocer la medida.

Las acusaciones contra Trump consideran que nuevamente, al igual que con la llamada ‘trama rusa’, el Presidente de Estados Unidos está traicionando la soberanía al maniobrar contra el país y su gente acudiendo a potenciales enemigos, como lo es Rusia y otros países extranjeros, a fin de inclinar la balanza electoral a su favor. Trump desea reelegirse en 2020.

Para poder lograr la destitución de Trump el proceso de impechment debe ser aprobado por el Congreso, donde al menos 163 de los 235 legisladores demócratas ya se pronunciaron a favor, aunque  son necesarios 218 votos para obtener la mayoría simple. Además que luego debe ser ratificado por el Senado, donde la mayoría de los legisladores son republicanos, como Trump.

Frente a la realidad de las votaciones el proceso está condenado a fracasar, a menos que los republicanos lo apoyen.