Ante la crisis generada por el ataque ordenado por el presidente Donald Trump a Irán y la posterior respuesta de este país lanzando misiles como respuesta, llevó al Congreso norteamericano a tomar medidas simbólicas.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó una resolución, no vinculante, para evitar que Trump ordene nuevos ataques militares contra Irán. La resolución le pide solicitar la aprobación previa del Congreso antes de nuevas acciones militares.

Dicha resolución se basa en la Ley de Poderes de Guerra de 1973 que exige que el Presidente entregue un informe al Congreso en las 48 horas siguientes a cualquier intervención militar.

Una vez enviado el informe al Congreso las acciones militares deben suspenderse al menos 60 días, y pueden sumar 30 más, si el Congreso no declara formalmente la guerra o aprueba una autorización específica para la acción militar en el extranjero.

Con 224 votos a favor -con el apoyo de tres legisladores republicanos- y 194 en contra, los demócratas han logrado una victoria simbólica sobre Trump; algo que no le obliga a obedecer la resolución

Aspecto de la sesión en la Cámara de Representantes durante la votación donde triunfaron los demócratas.

La Casa Blanca calificó de “ridícula” y “completamente equivocada” la iniciativa, pues carece de fuerza y no exige la firma del Presidente Trump como en otras propuestas. Y aunque no está sujeta al veto, para tener fuerza la iniciativa debería ser validada por el Senado, de mayoría republicana; algo que se antoja imposible.

Debemos evitar una guerra. La actitud displicente de esta Administración es asombrosa”, expresó Nancy Pelosi, líder de los demócratas en el Congreso, tras aprobarse la iniciativa, según reportan diversas agencias internacionales.

Atribuyen caída de avión ucraniano a causa de misil

La caída de un avión ucraniano en las cercanías de Teherán, que provocó la muerte de 176 personas, fue atribuida a uno de los misiles que lanzó Irán contra bases norteamericanas en Irak como respuesta al asesinato del general Qasem Soleimani.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y el propio Trump, atribuyeron la caída del avión a un misil iraní. Versión que ayer se avivó luego que el diario The New York Times hiciera público un video donde un misil impacta el avión.

Mientras Trudeau deslizó que el hecho “puedo haber sido intencional”, Trump dijo que “alguien pudo haber cometido un error del otro lado”, en referencia a Irán.

El gobierno iraní insiste en negar que haya disparado el misil contra el avión y sostiene que la caída fue por fallas técnicas.

Poder